Cómo tratar la diarrea del viajero

Diarrea del viajero
Comparte:

Dentro de nuestra sección de información útil para disfrutar del turismo y ocio, en este caso nos vamos a detener en analizar las causas y cómo remediar la diarrea del viajero, una dolencia que, sin ser grave, puede arruinar nuestras vacaciones. Vamos a ver las posibles causas y cómo prevenir o solucionar el mal.

Cambios de hábitos alimenticios

Es un hecho. Cuando nos vamos de vacaciones nuestros hábitos alimenticios cambian, tanto en cantidad de comida ingerida como en raciones diarias. Si se come rápido, se puede padecer diarrea. Si se incluyen nuevos alimentos a la dieta con alto contenido en fibra y nuestro sistema digestivo no está acostumbrado a esos alimentos, la diarrea también puede aparecer.

Cómo remediarlo. Si no queda otra alternativa, ingerir pequeñas cantidades de los nuevos alimentos para que el intestino delgado se acostumbre a ellos y evitar así sufrir de gases y diarrea.

Alimentos o aguas contaminadas

Es una de las causas más comunes de la aparición de la diarrea y puede ocurrir en cualquier destino turístico. En el caso de la comida, especialmente en verano, cuando los alimentos, debido al calor, se echan antes a perder. La intoxicación por agua se produce en lugares con canalizaciones deficientes.

Cómo remediarlo. Tanto al comprar los alimentos como al consumirlos en un restaurante, hay que mirar que éstos no emitan un olor ácido o agrio. En el caso del agua, para evitar riesgos, se recomienda beber el agua embotellada, que abran la botella delante de nosotros en un restaurante y evitar las ensaladas y el hielo, que pueden también estar contaminados.

Deficientes condiciones de higiene

Especialmente en establecimientos de hostelería, la falta de higiene es causa suficiente para que los alimentos y las bebidas causen diarrea. En el caso de los alimentos, las freidoras con aceite muy usado, planchas sin limpiar, cámaras frigoríficas sucias y demás, provocan la aparición de todo tipo de bacterias y gérmenes que producen diarreas y otras afecciones digestivas.

Cómo remediarlo. A veces lo barato sale caro. Si se opta por comer fuera, es mejor elegir un buen restaurante, aunque sea más caro que otro en el que se aprecie falta de higiene.

Mala calidad del alojamiento

Otra causa muy común para la aparición de la diarrea son los alojamientos de baja calidad. En verano, si no se cuenta con aire acondicionado y ventilación, el descanso empeora y se producen trastornos digestivos. En invierno, la humedad o falta de climatización puede provocar síntomas similares.

Cómo remediarlo. Al igual que ocurre con los restaurantes, a la hora de elegir un alojamiento, es recomendable invertir algo más de dinero para obtener habitaciones o apartamentos con los equipamientos necesarios para poder descansar cómodamente.

Exposición a agentes infecciosos

Este apartado tiene que ver con lugares donde podemos contraer algunas enfermedades por contacto con el agua o por una picadura de mosquito Las hay más y menos graves, (anisakis, fiebre tifoidea…) pero todas producen desarreglos intestinales.

Cómo remediarlo. Es bueno estudiar el sitio donde se viaja y si es necesario vacunarse o comprar antidiarreicos.

No contar con asistencia médica en el extranjero

Asistencia médica en el extranjero

En el extranjero se puede padecer diarrea por cualquiera de las situaciones anteriores. Esta dolencia o los síntomas previos, en casa, se pueden curar en unos días. Sin embargo, si no se posee asistencia médica en el extranjero, un pequeño malestar estomacal puede derivar en una fuerte diarrea.

Cómo remediarlo. Contratar un seguro internacional con cobertura para una o dos semanas, contrariamente a lo que se suele pensar, no suele ser muy caro. Por cantidades entre 30 y 100 euros se puede contar hasta con ingreso hospitalario y, por supuesto, con la posibilidad de asistir a una consulta cuando aparezcan los primeros síntomas de malestar y evitar así la dichosa diarrea, una de las causas más comunes que pueden arruinar tus vacaciones.

Comparte:

 DATOS DE UTILIDAD: