Escapada rural a Alcalá del Júcar

Con origen romano, dominada por los musulmanes y recuperada para la corona de Castilla en el año 1211, la pequeña localidad de Alcalá del Júcar (y la región que la rodea en la comarca de la Manchuela) se ha convertido en uno de los destinos favoritos para disfrutar del turismo rural en Castilla la Mancha. Además, el pueblo de Alcalá fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1982 debido a una serie de atractivos y atracciones que os pasamos a detallar.

La Hoz del Júcar y el entorno

Hoz del JúcarEl río Júcar, a su paso por Albacete, surca una región a la que llaman la Hoz del Júcar: estrechos, sinuosos y verticales cañones que llegan a alcanzar los 100 metros de altura. A lo largo de kilómetros y kilómetros, estos cañones se ven rodeados por bosques de pinos, encina y sabinas y salpicados por pequeños pueblos como Alcalá del Júcar, Jorquera o Tolosa; poblaciones con un cierto toque medieval, enclavados en mitad de la naturaleza y con vistas inmejorables.

Estos paisajes, además, son ideales para la práctica del senderismo y el cicloturismo. De hecho, en Alcalá existen cinco rutas oficiales de más o menos extensión que recorren los parajes más espectaculares de toda Castilla la Mancha. A saber: El Corciolico, Batán, El Morrón, la ruta entre Alcalá y la Ermita de San Lorenzo y el Tranco del Lobo. También, desde 1993, se habilitó la Ruta de la Lana o Camino de Santiago por ese lado, y que une Alicante y Burgos, pasando por varios pueblos de la comarca de la Manchuela.

El castillo y la Iglesia parroquial de San Andrés

Castillo de Alcalá del JúcarSi hay un monumento histórico que no hay que perderse en esta zona es el Castillo medieval. Construido en época musulmana, como decíamos antes, pasó a manos de la corona de Castilla y se convirtió durante unos años en el faro para dominar la frontera entre los dominios castellano y almohade.

Su aspecto actual, no obstante, tiene su origen en una serie de modificaciones que se realizaron en el siglo XV, además de otras en siglos posteriores. Con un torreón y dos torrecillas, 4.000 metros cuadrados de espacio, destaca en el horizonte sobre el gran peñón que domina Alcalá del Júcar.

Iglesia Alcalá del JúcarEl otro gran monumento de la ciudad es la iglesia parroquial de San Andrés, construida en el siglo XV en estilo gótico tardío y que sufrió diversos cambios durante tres siglos más. De una sola nave en forma de cruz latina y una torre ya de estilo neoclásico, el templo se ubica cerca del río Júcar y de otro lugar de interés del pueblo: su puente romano.

Puente romano

Puente romano de Alcalá del JúcarAunque se discute si su construcción se llevó a cabo en tiempos del dominio de Roma sobre la zona, este puente tiene más de mil años de antigüedad y, aunque ha sufrido modificaciones, conserva la estructura que, allá por los siglos XIV y XV, lo convirtieron en el puente más importante del Camino Real de Castilla a Levante.

Además del hecho histórico (y en esto está de acuerdo todo el mundo), desde el puente se obtiene una de las mejores vistas de la iglesia parroquial, el castillo y la propia Alcalá del Júcar.

Las cuevas y la gastronomía de la zona

Cuevas Alcalá del JúcarEspaña está llena de cuevas y, hasta hace no mucho, la mayoría estaban habitadas. Alcalá del Júcar es un ejemplo de población con multitud de antiguas cuevas que ya se utilizaban en tiempos de dominación musulmana, y de casas que han sido construidas arañando terreno a las paredes de la Hoz.

Dos de esas famosas cuevas son las del Diablo, realizadas en 1905, y de Masagó, abierta a visitas desde 1962 y que cuenta con un pasaje de 110 metros de longitud que atraviesa la propia montaña y permite, gracias a sus miradores, asomarse a varias zonas de la Hoz del Júcar.

Estas dos cuevas, actualmente, se han convertido en restaurantes donde poder disfrutar de la mejor gastronomía de la zona o tomar unas copas en la discoteca de la cueva de Masagó.

Casas rurales Casas del Herrero

Casas rurales del Herrero en Alcalá del JúcarPor último, y para poder disfrutar de Alcalá del Júcar, de la comarca de la Machuela y sus pequeños pueblos, de las rutas naturales por la zona y de un paisaje realmente maravilloso, os recomendamos las casas rurales Alcalá del Júcar, totalmente a la altura del entorno donde podréis desconectar totalmente y descansar para recobrar fuerzas y recorrer este fantástico entorno natural.

 

 DATOS DE UTILIDAD: