Consuegra, Toledo: el pueblo de los molinos de viento

En la zona sur de Toledo se encuentra uno de los pueblos manchegos más emblemáticos: Consuegra. Desde hace bastantes años es visitado por turistas de todo el mundo para disfrutar de uno de los atractivos más universales de la Mancha como son los molinos de viento. En el caso de Consuegra, posiblemente la población sea uno de los mejores ejemplos y ya desde unos cuantos kilómetros de distancia se pueden divisar sobre el monte que domina la ciudad cerca del Castillo del mismo nombre.

El nombre de la ciudad tiene origen romano, Consaburum, un emplazamiento militar que se asentó sobre uno previo creado por los Íberos. Más tarde, junto a otros pueblos de la zona norte de Ciudad Real y Toledo, esta zona fue la región donde estaban las Marcas cristianas y almorávides en el siglo XI. En la batalla de Consuegra de 1097, murió el único hijo del Cid Campeador mientras luchaba al mando de Alfonso VI. Este evento aún se rememora en el Festival Consuegra Medieval, que se celebra a mediados del mes de agosto.

Batalla de Consuegra 1097

Desde entonces, por las características del lugar, Consuegra se ha convertido en un lugar estratégico y dedicado al sector primario (agricultura y ganadería) hasta que se popularizó y empezó a desarrollar la industria turística y gastronómica.

Reserva tu alojamiento rural en Consuegra AQUÍ

El castillo de Consuegra y Los Molinos

Molinos de Consuegra

En cuanto al castillo, este fue construido por los musulmanes en el siglo X aunque continuó creciendo como fortaleza hasta tres siglos más. Durante este tiempo paso a manos de cristianos y musulmanes durante dos siglos más hasta que finalmente acabó formando parte del Reino de Castilla.

El castillo, hasta que fue parcialmente derribado por las tropas de Napoleón, creció tanto que se convirtió en una de las fortalezas más impresionantes de todo el Reino. Hoy en día se continúa con su rehabilitación y se ha conseguido devolver al castillo su aspecto original en un 50%.

Además del castillo de Consuegra, esta población es conocida por sus doce molinos que acompañan a la fortaleza en la colina sobre el pueblo. Aunque no se sabe en que lugar se inspiró Cervantes para escribir la aventura de Don Quijote en la que cree luchar contra gigantes, Campo de Criptana y la propia Consuegra se presentan voluntarias. En cualquier caso, destaca el buen estado de conservación de la mayoría de los molinos. Algunos de ellos todavía funcionan y cuando hace viento, las aspas mueven la piedra que durante mucho tiempo molía el grano.

Otros lugares de interés

Ayuntamiento de ConsuegraLa plaza central de Consuegra alberga el Ayuntamiento, un edificio construido en 1670 y que es un ejemplo de construcción al más puro estilo toledano y algunas notas de mudéjar. Destaca su alta torre y un gran reloj en parte superior.

Precisamente alrededor de la Plaza de España se puede uno perder por las estrechas callejuelas de lo que es considerado el Consuegra Medieval y que destaca por edificios como la Casa Tercia, la Ermita del Santísimo Cristo, el Edificio de los Corredores y que alberga el Museo Municipal o el Museo antropológico.

Además, en la oficina de turismo se pueden consultar la localización de otros lugares de interés.

Cómo llegar

En cuestión de transportes, dado que Consuegra no tiene tren, la forma de acceder a esta población, además de con coche particular, es a través de autobús. Las dos líneas que operan son Aisa y Samar. En este enlace tenéis los horarios.

Aunque en Castilla la Mancha existen infinidad de poblaciones representativas de la región, Consuegra, por su historia y su patrimonio cultural es una de las más recomendadas.

 DATOS DE UTILIDAD: