Parador Nacional de Limpias (Antiguo Palacio del Conde Eguilior)

Cuentan que en el antiguo Palacio Ducal de Eguilior —hoy Parador de Limpias—, desde hace más de cien años, se vienen escuchando los pasos de algo que merodea por los pasillos y los jardines, y que cuando alguien ha logrado ver quién producía esos ruidos, vio a un niño en los brazos de una mujer joven, sobrina de un reputado ciudadano de Limpias, el Conde de Albox Manuel Eguilior, y cuyo espíritu aun deambula por el parador  junto al pequeño.

Conde de Albox

Conde de Albox

Se dice que aquella mujer murió a los 29 años y su hijo a los 3; y que, además de estas dos almas errantes, también se ha visto a otra mujer de edad más avanzada que algunos piensan que podría ser parte del servicio.

Más adelante, cuando en 1999 se decidió que el antiguo Palacio se convirtiera en Parador nacional, se volvieron a reproducir rumores entre los propios trabajadores de la gran reforma quienes aseguraron habían visto a un hombre tumbado en una de las habitaciones; el sonido de una canción tocada al piano en la planta baja; los golpes sórdidos por toda la casa, y la seguridad de haber visto a aquella mujer junto al pequeño en distintos pasillos del palacio y deambulando por los jardines.

Esa es la leyenda que se cuenta del Palacio de Eguilior pero que ahora yace olvidada al convertirse esta vieja residencia ducal en un magnífico parador de cuatro estrellas donde la luz ha sustituido a las sombras y donde poder escaparse y desconectar del mundo en tierras cántabras.

 * * *

Al sur de la población de Laredo, junto a la Ría de Limpias se encuentra este magnífico parador con categoría de 4 estrellas y que cuenta con todo tipo de equipamientos: pista de tenis y de paddle; piscina exterior y cubierta climatizada durante todo el año; salones para celebraciones de todo tipo; accesorios y recintos infantiles; habitaciones amplias con todo tipo de servicios, y unos jardines y entorno natural en la zona ideales para poder conocer de primera mano el entorno natural cántabro.

Además de todo lo que ofrece este parador, no hay que olvidar que este se encuentra en la verde Cantabria y, en concreto, en una de las zonas más bellas y cerca del mar, por lo que hacer alguna excursión por los alrededores es casi una obligación.

También, la propia población de Limpias, de la que se tiene conocimiento que existía en el siglo XII bajo el nombre de Coabab, también posee algunos lugares de interés como la Iglesia de San Pedro donde se encuentra el Cristo de la Agonía y los que aseveran que el símbolo cobró vida emitiendo sudor, sangre y lágrimas, o el Puerto del Rivero en la ría que permite la navegación hasta la próxima población o la práctica de deportes como la navegación con canoas.

Las casas, con un toque antiguo y calles estrechas, también dotan a esta población de un encanto especial que, añadido a ermitas como la de Santa Isabel o la propia Iglesia de San Pedro, nos transportan a tiempos antiguos. Y claro, no hay que olvidar la leyenda que sobrevuela sobre el Parador, especialmente si te gusta el misterio y lo mágico.

Actual estado del Parador de Limpias

 DATOS DE UTILIDAD: