Breve guía para visitar Pamplona

Cartel Encierro de San FermínDebido a larga tradición taurina que existe en España, muchas de sus ciudades cuentan con encierros y corridas de toros durante prácticamente todo el año. Sin embargo, quien encabeza esta tradición es Pamplona con sus famosos San Fermines que popularizó mundialmente Ernest Heminguay y que se celebran en la primera semana del mes de julio.

Encontrar alojamiento en Pamplona durante el resto del año es sencillo y los precios por habitación asequibles. No hay que olvidar que durante los Sanfermines, los precios suben por las nubes además de ser imposible encontrar habitaciones si no se reservan con semanas de antelación.

Casa Consistorial de PamplonaAdemás de las imágenes de los mozos corriendo junto a los toros, otra de las imágenes más populares es el momento en el que se abren y se cierran los Sanfermines. Este lugar es la Casa Consistorial de Pamplona, un edificio construído en el siglo XVII. Todos los años, desde el balcón de su fachada, se anuncia el inicio de las fiestas de San Fermín con el famoso «chupinazo». También desde esta plaza, cuando las fiestas tocan a su fin, se canta el «Pobre de mí» para dar por concluídas una de las fiestas populares más famosas del mundo.

Concha  Camino de Santiago PamplonaOtro evento importante y que cada vez cuenta con más seguidores es el Camino de Santiago que tiene en Pamplona una de sus paradas. La afluencia de gente no es comparable a la de los Sanfermines, pero mantiene la ciudad ocupada durante los meses de julio, agosto y primeras dos semanas del mes de septiembre, periodo de máxima afluencia de peregrinos.

Además del evento taurino, Pamplona cuenta con algunos lugares de interés que podéis visitar. En primer lugar hay que recordar que Pamplona tiene su origen en el pueblo vascón que vivió en la zona durante el milenio a.C. y cuyo nombre en vascuence antiguo da origen al nombre actual: Iruña, que significa “la Ciudad”. Cuando Roma llegó a la zona con el general Pompeyo a la cabeza, éste le dió al sitio su propio nombre “Pompaelo” y de ahí, el término derivó en Pamplona.

Catedral de PamplonaDespués, desde el siglo IV hasta la llegada de los musulmanes, la ciudad fue gobernada por los visigodos hasta el año 711 cuando lo árabes conquistaron la zona. Pamplona, como el resto del norte ibérico no permaneció mucho tiempo bajo dominio musulmán y para el siglo X, la región se convirtió en el Reino Cristiano de Navarra. Por ello, Pamplona, como otros lugares de la comunidad foral, conserva monumentos como iglesias, puentes y murallas de los siglos X y XI. Uno de ellos es la Catedral de Santa María que fue construída entre los siglos XIV y XV sobre un templo románico anterior que a su vez estaba ubicada en la antigua civitas romana. Por eso, este templo conserva tantos tesoros históricos y artísticos. Su exterior es neoclásico y su interior gótico.

Del periodo románico se conserva el Archivo General de Navarra, institución que se instaló en el antiguo edificio de Capitanía, del siglo XII y que servía también de residencia para la realeza y el clero.

Murallas de PamplonaSi por algo Pamplona ha permanecido bien defendida, es debido a su buen sistema amurallado. El gran conjunto de murallas y torres de la ciudad fue construida de forma paulatina durante los siglos XVI y XVIII y su conservación es excelente. En una parte de la muralla, se encuentra el Jardín de la Taconera, el más antiguo de la ciudad.

Pamplona también tiene su palacio que todo el mundo conoce como la “Diputación” y donde se encuentra la Presidencia del Gobierno de la comunidad foral. El edificio es del siglo XIX y se puede visitar en pequeños grupos previa reserva. Además de su amplia variedad en estilos arquitectónicos y artísticos, en su jardín interior se conserva un secuoya de 37 metros de alto, el árbol más alto de toda la ciudad.

Ciudadela de PamplonaLa Ciudadela y la Vuelta del Castillo constituyen uno de los lugares más bellos de Pamplona. Unos jardines con una extensión de 280.000 metros cuadrados que rodean a la llamada Ciudadela, complejo con fosos, baluartes y demás que fue construído, como las murallas mencionadas, a partir del siglo XVI.

Parque Yamaguchi Pamplona

Otro espacio natural es el parque Yamaguchi, construído en 1997 gracias al hermanamiento entre la ciudad de Pamplona y la propia Yamaguchi, en Japón. Este lugar se compone de elementos típicos de la cultura japonesa como un géiser, un palafito y un estanque entre otros elementos. También, dentro de este complejo se encuentra el Planetario de Pamplona, lo que completa las atracciones en este espacio de 85.000 metros cuadrados.

Aparte de todos estos lugares, otro aspecto importante de Pamplona es su gastronomía gracias a sus productos frescos y de gran calidad. Como véis, Pamplona es un sitio muy interesante para visitar más allá de la primera semana de julio.

 DATOS DE UTILIDAD:

Navegación de entradas

One thought on “Breve guía para visitar Pamplona”

Comments are closed.