Escápate a Menorca, alquila un coche y disfruta de la isla

Comparte:

En esta ocasión, como dice el título de este plan, os queremos animar a que os escapéis a Menorca, una de las islas del archipiélago balear, la más al nordeste y con capital en Maó o Mahón. Antes de detallaros cómo sería esta pequeña aventura de dos o tres días, un poco de información sobre la isla menorquina.

Historia y geografía de Menorca

Está situada en la zona más nordeste del archipiélago balear, compuesto por cinco islas: Mallorca, Ibiza, Formentera, la Cabrera y la propia Menorca. Su capital es Maó y cuenta con algo más de 94 mil habitantes, lo cual la convierte en una isla con una densidad de población alta.

Los idiomas oficiales son el catalán y el castellano y cuenta con algunos anglicismos ya que esta isla fue durante un tiempo colonia británica tras el tratado de Utrech de 1713. Su historia es muy amplia y remonta a los fenicios, quienes llamaban a la isla Nura o la Tierra de Fuego. También fue puerto comercial y colonia de los griegos focenses, de los cartaginenes, romanos, vándalos, bizantinos, visigodos, musulmanes, la Corona de Aragón, británicos, franceses hasta que finalmente volvió a dominios hispanos a principios del siglo XIX.

Contratar vuelo + hotel

Bien, ahora vamos a temas más prácticos. Lo primero, y considerando que este plan está recomendado para un fin de semana, es lógico pensar que la mejor manera de llegar a ella es en avión aunque también se puede hacer en un placentero viaje en barco.

En cuanto al coste del vuelo más el hotel, hemos consultado los principales buscadores en castellano -tipo Atrapalo- y los precios, por ejemplo para dos adultos, vuelo+hotel y en la primera semana de agosto reservando al menos con un mes de antelación, están alrededor de los 300 €, incluyendo tasas y media pensión. La población o el lugar donde se alquilen estas mini-vacaciones es importante pero no tanto si pensamos que la propuesta es alquilar un coche para moverse con libertad por la isla y que la mayoría de las compañías que prestan este servicio ofrecen y recogen los vehículos en el propio aeropuerto.

Alquilar un coche, la mejor manera de conocer la isla en poco tiempo

Lo primero que tenemos que hacer entonces cuando llegamos a Menorca es recoger el coche que previamente hemos reservado, sobre todo para evitar sorpresas. ¿Cómo reservarlo? De manera muy similar a cómo reservamos el vuelo y el hotel. De nuevo hemos realizado algunas búsquedas en Internet con frases como alquiler coches aeropuerto menorca, para, como decíamos antes, tener la posibilidad de recoger y entregar el vehículo en el propio aeropuerto y contar libertad de movimientos desde que bajamos del avión. En cuanto a los precios de este servicio, tras realizar otra búsqueda con la frase alquiler coches menorca, hemos encontrado a la empresa AX Rent a car, ubicada en Mao y que cuenta con una flota de vehículos amplia. De nuevo, hemos consultado el precio del alquiler de un coche entre los días 8 y 10 de agosto y, por ejemplo, un utilitario Peugeot 106, suficiente para una pareja y hasta dos ocupantes más, tiene un precio de 104 euros.

Como veis, no es muy caro y permite, si decidís ir un poco a la aventura, dormir en hostales o apartamentos de poblaciones más pequeñas y más económicas y con un vuelo barato a la isla, pasar un fin de semana en Menorca de forma muy económica.

Qué ver en Menorca

Después del tema logístico, tenemos que pasar a otro aspecto muy importante: qué ver en la isla en dos o tres días. Gracias a que la misma no es muy grande y el hecho de contar con coche, implica que se pueden ver muchas cosas: desayunar en la Ciudadela, comer en Maó y descansar por la tarde en la Cala Morell. Aunque la isla tiene sólo una autopista central, la red de carreteras te lleva a cualquier rincón de la Menorca.

Maó o Mahón, la capital de la isla

Puerto de Mahon

Es inevitable e imprescindible visitar esta ciudad, ya que el aeropuerto está en las inmediaciones, a tan solo cuatro kilómetros. Como capital insular posee los principales centros administrativos pero, sobre todo, mucha actividad turística que se centra mucho en su puerto natural, uno de los de mejores del mundo.

Otro lugar de interés, esta vez al surdeste de Mahón, en una pequeña península, es la Fortaleza de Isabel II o de la Mola, construida a mediados del siglo XIX para protegerse de los ataques de la flota británica. Es interesante por ser un ejemplo claro de arquitectura militar y, en el caso de esta fortaleza, el recorrido por la misma se hace en muchos trayectos de forma subterránea.

De vuelta en Mahón, otro lugar de interés es el Museo de Menorca, instalado en un antiguo convento franciscano del siglo XVII y donde se explica la historia de la isla desde tiempos inmemoriales.

Ciudadela de Menorca

Si Mahón está al surdeste de la ciudad, la segunda ciudad más importante de la isla, Ciudadela, está justo al nordeste, con la carretera principal Me-1 que las comunica. En el trayecto entre ambas ciudades, pasaréis por otras poblaciones de interés como Alaior, Es Mercadal y Ferreries.

La Ciudadela o Ciutadella de Menorca cuenta con una serie de lugares turísticos de gran interés. El primero sin duda es la Catedral de Menorca, que se empezó a construir tras la conquista de la isla por Alfonso III de Aragón en 1287, y como muchas otras catedrales, erigida sobre una antigua mezquita.

Justo antes de entrar en la Ciudadela, hay un sitio curioso que a veces pasa desapercibido pero que tiene su importancia. Es la Naveta des Tudons, una pequeña construcción de 11 metros por 6 de ancho y cuatro de altura que presume de ser el edificio en pie más antiguo de Europa: 3.500 años. Tiempo en el que ni si quiera se había iniciado la Edad de Hierro en Europa.

Otros lugares de interés en la Ciutadella son el ayuntamiento, construido sobre el antiguo Alcázar de la ciudad; el Castell del Sant Nicolau, en el puerto de la ciudad; el Bastió de sa Font y la Torre d’en Quart, monumentos estos últimos vestigios de las construcciones de la ciudad.

Playas, calas y parques

Cala Macarella

A igual que el resto de las islas Baleares, la variedad de playas y calas es asombrosa. No os extrañéis que muchas de las postales sobre lugares turísticos en España tengan alguna de estas playas o calas como protagonistas. Las más conocidas son: la Cala Macarella, al sur de la Ciutadella y rodeada de un bosque mediterráneo muy bonito y que tiene caminos por los que se puede hacer alguna ruta; la Cala Galdana, un poco al oeste de la anterior y que cuenta con una playa de arena fina y blanca con una oferta turística importante; la Cala Turqueta, de aguas turquesas y virgen y que para los menorquines es como su cala caribeña; la Cala Pregonda, al norte de la isla e ideal si lo que buscáis son lugares poco visitados, o la Cala Morrell, especial por sus acantilados y por poseer grutas y cuevas prehistóricas y a las que se pueden acceder.

Otro espacio natural de interés es el Parque Natural De S’Albufera des Grau, al oeste de la isla, donde viven cientos de especies de animales autóctonas de la isla entre las que destacan las aves acuáticas. El acceso al parque es libre en horario de mañana y cierra los lunes.

Por supuesto, Menorca cuenta con más calas, más poblaciones que visitar, algunas con pequeños y acogedores puertos de pesca, mucha playa y mucho atractivo turístico que se puede recorrer en coche durante un fin de semana.

Comparte:

Deja un comentario sobre este plan: