Los Vikingos en España: ruta por el norte de la península

Comparte:

Brazaletes VikingosDespués de visitar esta tienda vikinga nos hemos percatado de que este pueblo escandinavo, además de sus conquistas en Inglaterra y el descubrimiento de América antes que Colón, también tuvo una fuerte presencia en la Península Ibérica, aunque esa no es una historia que todos sepan. Para aportar algo al respecto, os vamos a preparar una ruta turística con los lugares más importantes del norte de España donde los hijos de Odin fueron a recalar con sus barcos.

Además, por sí queréis profundizar un poco más en esta cultura escandinava, os recomendamos visitar la mencionada tienda donde podéis comprar desde brazaletes vikingos, collares, cuernos o hachas hasta pelucas y jarras, por si queréis montar una fiesta vikinga de disfraces en casa.

Breve historia de los vikingos en España

Los vikingos se expandieron por Europa desde los siglos IX al XII llegando a doblar Tarifa para llegar hasta las Baleares, Francia e incluso subir por el río Ebro para luego atacar Pamplona. Aunque tomaron y arrasaron ciudades como Santiago de Compostela o Lisboa nunca se establecieron como si lo hicieron en Normandía o Inglaterra. Por eso, cuando en la historia de la Península Ibérica se habla de pueblos foráneos no se suelen incluir al no haber construido templos u obras civiles.

Ruta vikinga por España

Dicho lo cual, vamos con la ruta por el norte de España para conocer los lugares más importantes donde estuvieron los vikingos.

Gijón y alrededores

Playa de San Lorenzo, GijónParece ser el primer lugar donde llegaron los vikingos, -que ya se habían establecido antes en Normandía-, o al menos fue el lugar donde primero arrasaron con más de 60 naves.

La fecha de su llegada es el año 844 y el lugar la Playa de San Lorenzo. Como la zona no estaba muy poblada, ocuparla no fue difícil para los daneses que emplearon su tiempo más en conseguir provisiones que en guerrear.

También se cree que se instalaron de forma breve en Gijón, una ciudad con siglos se antigüedad y que aún mantenía estructuras de la época romana.

Finalmente, Ramiro I de Asturias logró expulsar a los vikingos, y estos dejaron Gijón en dirección a Galicia.

Los vikingos en Galicia

Los escandinavos la llamaron Jakobsland o Tierra de Santiago, ya que tiempo antes de su llegada se había descubierto la que se considera la tumba del apóstol Santiago sobre la que hoy se asienta la catedral.

Vikingos en Catoira Galicia
Vikingos en Catoira, Galicia

Según nos cuentan los Annales Bertiniani, los vikingos llegaron a lo que hoy es la Torre del Hércules: el faro romano en pie del siglo I d.C. y más antiguo del mundo. Su llegada se produjo en agosto del año 844.

Por aquel entonces, el reino de Asturiano también incluía Galicia y fue otra vez Ramiro I quien expulsó a los vikingos de los alrededores de la Torre de Hércules. Sin embargo, a los pocos años, en el 848, los vikingos aparecieron de nuevo en la ría de Arosa para luego dirigirse a Santiago de Compostela, que les pagó tributo para evitar la invasión. Aún así, hubo guerra, la cual ganó el rey asturiano Ordoño I.

No obstante, las invasiones siguieron hasta el siglo XII siendo la de Tuy la más bárbara, tras lo cual llegaron al interior de Galicia remontando el río Miño.

Vikingos en Pamplona

Los vikingos se movían sobre todo en drakkares, el nombre de sus embarcaciones en danés. A partir de aquí imaginar cómo llegaron a Pamplona parece difícil. Pues bien una de las teorías dice que en el año 859, al mando de más de 60 drakkares, Hasting y Björn entraron en el río Ebro por su delta y subieron el río hasta llegar a Navarra. Luego se desviaron por los afluentes Aragón y Arga hasta llegar a Pamplona.

En ocasiones, los vikingos arrasaban para conseguir víveres, y en otras para conseguir dinero. Este último caso fue la razón de que asolaran Pamplona para luego secuestrar al rey García Iñiguez. No lo liberaron hasta que se les pagó 70.000 monedas de oro.

Vikingos en Euskadi

Drakar en EndarlatzaAlgunos creen que la proeza de remontar el Ebro no fue tal, aunque así lo contaron los historiadores musulmanes que los vieron pasar por Zaragoza. Por el contrario, muchos historiadores creen que los vikingos llegaron a Pamplona desde el País Vasco a través del río Bidasoa, para luego pasar al Arga hasta llegar a Pamplona.

Esta teoría se confirma por uno de los hallazgos arqueológicos más importantes de España. Durante unas obras civiles que se realizaron en el año 2008 en la carretera N-121, cerca de la población guipuzcoana de Endarlatza, se encontró un drakkar bastante bien conservado, como podéis ver en la imagen.

* * *

¿Hay más lugares de la península donde llegaran los vikingos? Pues sí. Se cree que hasta Sevilla remontando el Guadalquivir… Pero esa escapada os la contaremos en otra ocasión.

Comparte:

Redacción

Portal sobre ocio, turismo y entretenimiento para el fin de semana.