Qué ver en Felanitx, Mallorca

Comparte:

Mallorca es una isla repleta de atractivos, y de todo orden. A las magníficas playas, sus ciudades y la montaña, hay que sumar los pequeños y acogedores pueblos repartidos toda la isla. Uno de ellos es Felanitx, al sureste de Mallorca y del que os queremos hablar a continuación, además de otras localizaciones de su municipio. Os adelantamos que es un destino ideal para un fin de semana o puente largo.

Nos vamos a Felanitx.

Breve historia de Felanitx

Cuatro mil años atrás, lo que hoy es el municipio de Felanitx recibió la visita de los primeros pobladores que se instalaron en Castell de Santueri y Puig de San Mola. Hablamos todavía de una población casi nómada que residía en cuevas. Tras este periodo aparece la Cultura Talaiòtica, que tiene su influencia en la zona hasta la llegada de los romanos a través de lo que hoy es Portocolom o Puerto de la Paloma. Gracias a la protección natural que ofrecía esta bahía, los romanos pudieron establecerse y adentrarse hacia el noroeste para establecer pequeños asentamientos militares en lo que actualmente es el Castell de Satueri y la propia población de Felanitx, aunque en este último caso, los asentamientos no son muy significativos.

Pero es en la Edad Media cuando realmente se desarrolló la región, especialmente el castillo: fortaleza construida por los musulmanes, posiblemente sobre una construcción militar creada por los romanos y que luego los vándalos también utilizaron. Ya en 1316 se reformó por los cristianos, pero 85 años después de la reconquista de la isla. A camino entre Porto Colom y la actual población de Felanitx, el castillo ha sobrevivido hasta el día de hoy. Más abajo os hablaremos de él.

En cuanto al Portocolom o Puerto de la Paloma, gracias a su bahía natural, se convirtió en el lugar de acceso por los romanos al sureste de la isla, que establecieron un puerto allí. Desde entonces, este puerto no dejó de ser útil para otros pueblos como los mencionados vándalos y musulmanes, y también piratas de toda índole.

A partir de aquí, y ya que hay restos históricos de los que podemos hablar, vamos a conocer el municipio de Felanitx a través de sus lugares de mayor interés.

Qué ver en Felanitx

Como ya hemos comentado antes, Felanitx es un municipio que abarca zona de interior del sureste de la isla y la propia costa. Esto implica que hay varias poblaciones que merecen una visita.

El pueblo de Felanitx

Empecemos por el lugar más poblado del municipio: su capital, el pueblo de Felanitx, ubicado en la Comarca de Migjorn y sede del ayuntamiento.

Aunque es bastante más moderno que el castillo y la propia población de Portocolom, el pueblo también tiene su historia. Uno de los mejores lugares para conocerla es la Parroquia de San Miguel, un templo del siglo XIV construido sobre un templo anterior. Su nombre honra al arcángel San Miguel y es uno de los templos más queridos y visitados de la zona. Aunque tiene una construcción austera, con el tiempo se añadieron toques barrocos.

No muy lejos de esta iglesia parroquial os encontraréis el Convento de las Hermanas de la Caridad. Y, al norte, el último edificio religioso que os queremos recomendar es la Iglesia y Convento de San Agustín, de gran tamaño y con un interior muy interesante.

Pese a estar fuera de la población -ya que no demora mucho llegar allí-, antes de dejar Felanitx, os podéis pasar la zona de Sa Mola, una colina que cuenta con un mirador y con una cueva con una apertura superior en la que entrenan escaladores. Si no escaláis, no os preocupéis porque podéis disfrutar del lugar tan sólo contemplando el color blanco de este yacimiento megalítico.

Santuario de Sant Salvador

Santuario de Sant SalvadorNos alejamos de la capital del municipio para ir acercándonos a la costa, parando primero en este importante santuario sobre un promontorio donde poder disfrutar de una panorámica de la isla casi completa e incluso las islas cercanas.

El lugar se compone de dos áreas: en la más baja hay una iglesia y un viejo monasterio del siglo XIV (1348) que cuenta con hospedería. También hay un restaurante y se puede llegar al complejo en coche. Desde el monasterio, andando, podéis acercaros al mirador, a una altura mayor desde donde se obtienen las mejores vistas, como las de otro lugar que os recomendamos visitar.

La Cruz de San Salvador

Este lugar es más moderno que el anterior y está en una colina más baja. De todas formas, merece la pena visitarlo para ver de cerca su gran cruz, pero sobre todo las maravillosas vistas a la zona norte de la isla.

También se puede llegar en coche y, para los más aventureros, hay un lado de la colina que se puede escalar.

Castillo de Santueri

A través de la boscosa Reserva de Santueri, en dirección sur llegaréis al nacimiento de Pelatinx: el Castillo de Santueri que, pese a su antigüedad, cuenta con zonas muy bien conservadas. Hay un aparcamiento y se puede visitar el interior en horario de visitas.

Cerca de este lugar, también hay que destacar la Cova des Bous, una cueva muy antigua y de gran tamaño.

Portocolom

Portocolom

El final de nuestra recomendación acaba en el puerto del municipio. Donde antes atracaban barcos de guerra hoy recalan embarcaciones de todo tipo. Lo que no ha cambiado es la magnífica protección que posee esta sinuosa bahía que hace que sus playas sean ideales para el disfrute de toda la familia.

La primera de ellas es la Playa des Campo Roig, la más virgen y al norte de la bahía. Más al sur está la de Arenal des Ases, junto a una urbanización. Mucho más turística es la del Arenal Portocolom, rodeada de un pequeño bosquecillo pero bien equipada. Y en el extremo sur del este de la bahía, recomendaros visitar el Faro de Portocolom, lugar con buenas vistas.

Precisamente frente al faro, en la orilla oeste de la entrada a la bahía está el Arc Natural, una cueva natural con entrada y salida y con buenas vistas. Más al oeste, hay otra de zona de playa, aunque algo rocosa. A partir de este punto y en dirección norte, os encontraréis con numerosas zonas portuarias donde poder alquilar embarcaciones o sumaros a la crew de un yate para recorrer la zona.

Y, por supuesto, como última recomendación sobre qué hacer y ver en Felatinx, en el mismo Portocolom probad la gastronomía de la zona en alguno de los restaurantes a pie de costa.

Comparte:

Deja un comentario sobre este plan: