Breve guía turística de la ciudad de Málaga

Comparte:

Como siempre, buscamos planes para el fin de semana, es decir, lugares de los que se puede disfrutar en un fin de semana. Sabemos que Nueva Zelanda es un país maravilloso, pero nos queda un poco lejos para recomendaros un fin de semana por nuestras antípodas.

Por esto y mucho más, en esta ocasión, le toca a la ciudad de Málaga, repleta de lugares que visitar, playas fabulosas y un sistema montañoso que casi rodea a la ciudad con una cúspide de más de mil metros, sobre el «cercanísimo» nivel del mar que más de un invierno se ha teñido de blanco por la nieve. Antes de hablar sobre seis de los lugares más interesantes y visitados de Málaga, os contamos un poco de su larga historia.

Breve historia

Tierra primero de bástulos, uno de los pueblos íberos del sur de la península; más adelante, en el siglo VI a.C. fue la Malaka fenicia y cartaginesa, para luego convertirse en Malaca cuando las huestes de Roma repelieron al gran Hanibal y sus sucesores y se hicieron con la zona. Tras el periodo visigodo, los musulmanes la hicieron florecer construyendo una gran muralla a su alrededor y dando cobijo a mercaderes genoveses, juderías y a la propia población árabe, hasta convertirse en capital de la Taifa de Málaga, un reino dentro del Califato de Córdoba. En esta época de esplendor vivió en la ciudad el poeta y filósofo Ibn Gabirol, o mejor conocido como Avicebrón y se construyó la Alcazaba o ciudadela.

Con la recuperación de la ciudad por los cristianos, en 1487, se comenzó a planificar la construcción de la Catedral de Málaga, bajo el diseño de Diego de Siloé y Andrés de Vandelvira y en estilo gótico tardío y renacentista, lo que provocó una síntesis muy interesante dentro de la historia del arte. Con el tiempo se le añadirían también elementos barrocos.

A partir de entonces, y ya con el nombre de Málaga, la ciudad creció y creció y se convirtió en una de las ciudades más importantes de la península y en una de las pioneras del boom turístico español de los años 60 y 70. Al día de hoy, Málaga se ha establecido como la ciudad española con mejor valoración hotelera; por cierto que si buscáis hotel, podéis hacerlo a través de portales online como Venere.

De las muchas webs de calidad que existen sobre turismo en Málaga hemos elegido el mejor contenido para seleccionar cinco los lugares de interés que podéis visitar tranquilamente en un fin de semana. Allá vamos.

Teatro Romano de Málaga

Teatro Romano y al fondo La AcazabaPor antigüedad y nivel de conservación, primero hay que hablar de los antiguos monumentos romanos como el propio Teatro Romano de Málaga, cuya construcción se produjo en el siglo I a.C., en tiempos de Augusto. Su conservación es buena y, además, se ha rehabilitado de tal forma que en su interior se realizan representaciones artísticas. El uso que se le da a este edificio es similar a la utilización de el Teatro de Mérida, en Badajoz.

Dirección: Calle Alcazabilla, 8.
Teléfono de contacto: 95 159 11 15.

La Alcazaba

Siguiendo la línea histórica del desarrollo de la Ciudad de Málaga y por cercanía, tenéis que visitar al Alcazaba, una impresionante ciudadela-fortaleza construida entre 1057 y 1063, muy al estilo de la Alhambra de Granada. Parte de este edificio andalusí, curiosamente, se construyó con los materiales de la obra latina erigida en tiempos de César Augusto. Como veréis en el Teatro Romano, no se llevaron todo.

Como toda la obra árabe, la belleza juega un papel muy importante y se combina con una mezcla de estilos arquitectónicos de diversas épocas. Desde la Alcazaba, por un camino exterior rodeado por la muralla a la que llaman la Coracha, se accede al monte Gibralfaro donde se encuentra el castillo del mismo nombre. En ese recorrido, parte muy cercano al Teatro Romano, se funden el arte latino, el árabe e incluso el propio del renacimiento a ser esta zona remodelada en parte tras el dominio cristiano.

Dirección: Calle Alcazabilla, 2.
Horarios: Verano: 9:00 h – 20:00 h. Invierno: 09:00 h – 18:00 h.

El Castillo de Gibralfaro

Construido en el siglo XIV fue la respuesta de la Taifa de Málaga para proteger la ciudadela y la propia capital del reino ante el acoso de las fuerzas cristianas. Su ubicación en una de las zonas más altas de Málaga, hacen de este lugar un sitio aún más especial. Desde sus murallas se pueden ver los Montes de Málaga, la propia ciudad y, al surdeste, la amplitud del Mar Mediterráneo. Su nombre se deriva del árabe Jabal-Faruk, que significa Monte del Faro, porque había un faro en la zona más alta del castillo para orientar a los navegantes.

Existe, como ocurre en el Teatro Romano y en la Alcazaba, un Centro de Interpretación donde se pueden conocer mejor los detalles de esta maravilla de la Edad Media. Al pasear por su interior y observarla desde el exterior, uno se da cuenta de que ésta, era una fortaleza inexpugnable.

Dirección: Camino de Gibralfaro, 11.
Horarios: Verano: 09:00 h – 20:00 h. Invierno: 09:00 h – 18:00 h

Catedral de Málaga

El siguiente lugar, que también coincide con el itinerario temporal y de construcción que estamos siguiendo -un par de siglos después que la fortaleza- es la Catedral de Málaga. Para aprovechar el tiempo, podéis, desde el Castillo, bajar en dirección sur hacia el Paseo Reding, para encontraros con la Plaza de Toros la Malagueta. Siguiendo a la derecha, os encontraréis con el Museo del Patrimonio Nacional, la gran Plaza General Torrijos, que os dejará en el Paseo Parque o la Avda. Cervantes. A la derechas veréis el Ayuntamiento de Málaga, tras el cual está la Alcazaba. A vuestra izquierda, una zona verde donde podéis descansar un rato y tras ella, el Puerto de Málaga.

Siempre hacia el oeste llegaréis a la Plaza de la Aduana y, al rebasarla ya si, alcanzáis la Catedral Nuestra Señora de la Encarnación de Málaga, la «Catedral» o la «manquita», como se la conoce comúnmente por faltarle una torre.

Como decíamos, ésta fue construída dos siglos después del Castillo de Gibralfaro, es decir en el siglo XVI, ya en pleno Renacimiento y sobre los restos de la mezquita de la ciudad. Las obras comenzaron en el año 1.530 y su finalizacion se produjo en el siglo XVIII. Por lo tanto hablamos de una mezcla de estilo renacentista con barroco.

Dentro de la catedral se encuentra el Museo Catedralicio, compuesto de dos salas con una amplia variedad de obras sacras.

Dirección: Calle Molina Lario, 9.
Teléfono: 952 22 03 45.

Museo y Casa de Picasso

La ciudad de Málaga cuenta con 28 museos. Es una de las ciudades de España con mayor patrimonio artístico en este sentido. Dos de ellos tienen que ver con un malagueño -y español- universal: Pablo Picasso. El primero, en el Palacio de Buenavista, es el museo oficial donde se muestra una colección permanente de 233 obras que abarcan ocho décadas de trabajo del genial pintor y muestran, a través del arte, un pedazo de la historia española y europea. Además de las obras de Picasso, el propio edificio de Buenavista es ya un lugar digno de ver.

Dirección: Calle San Agustín, 8.
Teléfono: 952 12 76 00.

El otro museo relacionado con el pintor en la Casa Museo de Picasso, en la Plaza de la Merced, no muy lejos del Palacio de Buenavista. Como podéis imaginar, en esta casa nació y vivió Picasso y en ella se pueden encontrar todo tipo de objetos personales de la familia. La atracción de este lugar son las exposiciones y una colección de grabados (84 dibujos) y libros ilustrados en los participó Picasso. Estas pequeñas obras han sido recopiladas por los herederos del pintor y mostradas en la casa familiar a modo de homenaje.

Dirección: Plaza de la Merced, 14.
Teléfono: 95192 89 76.

Como habréis podido comprobar, el último punto de interés os deja, prácticamente, cerca de donde empezasteis, en el Teatro Romano. Málaga, por supuesto, tiene un sin fin de lugares para visitar: playas, la cercana sierra y otros puntos culturales de interés. Pero, para un par de días, hemos pensado que este pequeño recorrido puede ser ideal.

Mapa de localización

Comparte:

 DATOS DE UTILIDAD:

Navegación de entradas