Guía para un fin de semana en Santander

Acantilados Matalena
Comparte:

Si hay una ciudad que mejor define el Cantábrico, esa es Santander. Su gran bahía y su litoral con las famosas playas del Sardinero –son varias– o los Acantilados de Mataleñas, hacen de esta ciudad un lugar típicamente atlántico.

Se tienen pocos datos sobre asentamientos de pueblos oriundos de la zona, los llamados cántabros. Sin embargo, de la época romana sí que se han hallado restos del siglo I d.C. en distintos promontorios y cerros de la ciudad en lo que podía ser la llamada Portus Victoriae Iuliobrigensium, un núcleo poblacional en la actual Península de la Magdalena, el primer sitio que podéis visitar.

Palacio de la MagdalenaEste lugar actualmente es un parque público que alberga la sede de los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, ubicada en un edificio construido a principios del siglo XX y que fue residencia vacacional de Alfonso XIII. El edificio no tiene desperdicio y cuenta con una edificación cercana que antaño fueron las caballerizas de este palacio y que hoy es la residencia de estudiantes de la universidad. Las vistas de la bahía y el mar cantábrico desde este lugar son impresionantes y no muy lejos se encuentran tres magníficas playas: la Magdalena, los Peligros y la playa de Bikini.

Playas del SardineroUn poco más allá, hay más atractivos turísticos como el monumento a Félix Rodríguez de la Fuente, tres carabelas que pertenecen al Museo de la Marina y un pequeño zoo de acceso libre donde se pueden ver pinguínos y focas además de aves típicamente costeras.

Otro lugar, también en la línea costera, que merece la pena visitar es el paseo marítimo donde se encuentran algunos lugares de interés como el Gran Casino de Santander, un edificio de una belleza impresionante. A lo largo del paseo marítimo, paralelo a las playas del Sardinero se llega, al norte, a los Acantilados de Mataleñas, en cuyo alrededor se encuentra el campo del golf de la ciudad del mismo nombre. Esta zona es especialmente interesante porque, al igual que Finisterre es la parte más al oeste de España, esta zona de acantilados es la zona más al norte.

Gran Casino de SantanderDe vuelta a la ciudad, podéis visitar la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, construida en el siglo XIII cuando la ciudad ya estaba totalmente desarrollada y en pleno centro de la ciudad. No muy lejos, se encuentra la Plaza Portificada, los Jardines de Pereda y varios museos y salas de exposiciones como el Centro de Arte de la Fundación Botín.

Mercado del Este en SantanderEsta zona centro cuenta, sobre todo, con una amplia variedad de restaurantes y bares donde poder degustar de los productos frescos de la ciudad en forma de pinchos o platos típicos de la zona. Precisamente a unas decenas de metros al este de la Plaza Portificada, hay un lugar muy interesante que es el Mercado del Este, donde se venden todo tipo de productos frescos y además hay una gran cantidad de restaurantes donde se sirven los mejores pinchos. Nada que envidiar al Mercado de San Miguel de Madrid con la añadidura de que este lugar en concreto, en sus sótanos, alberga el Museo de Prehistoria de la ciudad.

Muchos más son los lugares que visitar en la capital cántabra. Lo que está claro es que si buscáis un sitio tranquilo donde poder descansar, disfrutar de bellos paisajes marítimos y de buena gastronomía, Santander es vuestra opción.

Comparte:

 DATOS DE UTILIDAD:

Navegación de entradas