Cangas de Onís

Comparte:

¿Qué os parece escaparos a Cangas de Onís? Asturias tiene muchas cosas que ver y una de ellas es esta población donde se han encontrado restos humanos del paleolítico y el neolítico. Podréis comprobarlo si visitáis las Cuevas de Boxu y de los Azules o las de Salmuda, Trespando y el Cuelebre.

También, entre los pobladores de la zona se encuentran los propios romanos que fundaron los primeros asentamientos de importancia en la zona. Luego Suevos, Visigodos y otros pueblos germánicos dejaron su rastro en Cangas.

La ciudad, además, está muy cerca del Parque Nacional de los Picos de Europa y a pocos kilómetros de Ribadesella y Llanes. Tampoco os llevaría mucho tiempo alcanzar Covandonga, al este.

Ermita de la CruzPero centrémonos en Cangas, una ciudad que fue capital del Principado de Asturias hasta que esa capitalidad fue trasladada a Oviedo. Está llena de lugares históricos como el puente medieval, al que llaman romano porque, aunque fue construído en tiempos de Alfonso XI, se hizo sobre uno anterior y que destaca por arco peraltado y dos arcos menores desiguales; el Palacio de Cortés, ya del siglo XVIII; la Iglesia Santa María con origen visigodo pero reformada también en el siglo XVIII o la Ermita de Santa Cruz, cuya primera construcción data el año 733, lo que le convierte en uno de los edificios religiosos más antiguos de España. Sin embargo este lugar ya era en la prehistoria un lugar de culto pues en su interior hay un dólmen de 4000 años de antigüedad, lo que da una idea de la religiosidad de los pueblos de la zona en ela prehistoria ibérica.

Otro aspecto que hay que disfrutar, y es de los más importantes, es su gastronomía: el famoso queso de Cabrales, su riquísima fabada y la sidra natural que podéis escarciar en cualquier restaurante que visitéis. Si no acabáis de encontrar esa posición ergonómica y casi torera para golpear algo de sidra en los vasos anchos, pues para eso están los estupendos hosteleros asturianos que tienen una especial agilidad para ello.

Gastronomía Asturiana

En un fin de semana largo, desde cualquier parte de España, os dará tiempo a descansar, relajaros y disfrutar de esta población asturiana tan famosa y visitada. Podéis incluso alquilar una casa rural, algo que se hace mucho u hospedaros en algún hotel de la ciudad.

Comparte:

 DATOS DE UTILIDAD:

Navegación de entradas