Una casa de madera para el fin de semana

Comparte:

Ya sabéis que en este blog de ocio siempre estamos investigando y mirando aquí y allá para ofrecerte los mejores planes para el fin de semana. En esta ocasión, y porque entendemos que hay personas que lo que buscan en fin de semana es tranquilidad, hemos estado mirando cuáles son las posibilidades para construir una casa de madera en un terreno asequible, opción ideal para aquellos que tras una semana de ajetreo lo que buscan es retirarse el fin de semana su rincón particular donde poder leer, descansar, respirar aire puro o estar con la familia; vamos, bajar las pulsaciones.

Casa madera fin de semana

La opciones son varias pero tal vez os puedan parecer poco asequibles económicamente, por eso existe una fórmula cada vez más común: comprar el terreno por un lado y luego plantar tu vivienda en medio del mismo. La vivienda puede ser un Mobile home, casas modulares o una pequeña casa de madera. Pero vamos por partes para explicarlo mejor.

Adquirir un terreno

En general, los precios en el sector inmobiliario (alquileres y compra-venta) han sufrido un descenso espectacular y hoy en día hay, literalmente, miles de «chollos» para adquirir vivienda o terreno, especialmente fuera de las ciudades. Esto significa que si tienes unos ahorrillos, para el plan de conseguirte tu casita para el fin de semana, puedes adquirir un terreno en zona rural, de 100 m2 y urbanizado (conexión de agua, luz, etc.) por unos miles de euros, no decenas de miles.

Adquirir la casa de madera

A partir de este momento, cuando ya tienes el terreno, lo siguiente es plantearte ya comprar casa de madera y cuando se te presente la oportunidad, adquirir una de unos 40 o 50 m2, suficiente para albergar a una unidad familiar.

La puedes comprar de primera mano, pero las ofertas están en las de segunda mano, donde hay auténticas gangas y que sólo con unos arreglos se convierten en casas totalmente habitables para pequeñas o largas temporadas. Cuando decimos «gangas», hablamos también de precios que pueden ser inferiores a 10.000 euros lo cual, sumado al precio del terreno, puede suponer un gasto asequible para una segunda vivienda vacacional.

Si eres de disfrutar del fin de semana en incluso las vacaciones en tu propio espacio con tu familia, piensa en lo que te has gastado durante los últimos años en escapadas y vacaciones con toda la familia. Siempre de hotel en hotel. Si sumas todos esos gastos en algunos años, al día de hoy tendrías presupuesto suficiente para poder afrontar la compra de un terreno y una acogedora casa de madera donde poder celebrar las navidades con la familia, escaparte con tu pareja y todo lo que se te ocurra y cuando quieras.

Comparte:

Redacción

Portal sobre ocio, turismo y entretenimiento para el fin de semana.