Descubre el enoturismo de La Rioja

Comparte:

En La Rioja, tierra con nombre de vino, muchas de las conversaciones y las noticias de los medios hablan sobre el producto estrella, el vino.

El vino es fundamental y también es cultura, una forma de vida que es posible experimentar en una visita a La Rioja. No hace falta que sepas nada sobre el mundo del vino, incluso es posible que no te gusta ni beberlo, pero el enoturismo o el turismo del vino tiene como principal misión que el visitante disfrute. En este sentido, es posible visitar un viñedo para conocer bien los trabajos que se hacen en la viña, practicando deporte entre las viñas, donde se puede experimentar el pisado de la uva o de los trabajos de los viticultores.

Como es lógico es posible realizar la visita de una bodega, dos o tres.  En la Rioja Existen más de 80 bodegas que cuentan con la posibilidad de realizar una visita de las más de 500 que existen en la comunidad. Lo más importante es que se pueden ver los grandes tesoros del museo del vino e ir aprendiendo en los cursos de cata. Siempre hay que tener en cuenta que el vino se comparte y su inseparable compañera es la gastronomía.

La experiencia de estar comiendo en una bodega o de disfrutar mucho de un menú maridado: cada plato debe ir con su propio vino. El caso es que la experiencia de tipo enoturístico no finaliza aquí, es posible disfrutar del vino incluso aunque no lo beba, caso de los relajantes tratamientos en el mercado de la vinoterapia, de tal manera que se puedan aprovechar los poderes antioxidantes de la uva riojana.

Bodegas Olabarri, una visita de distinción con la calidad como protagonista

Uno de los mejores sitios para descubrir bodegas en La Rioja es Haro. Allí se puede visitar Viña Olabarri, donde es posible hacer un recorrido por la bodega y así conocer el proceso de elaboración del vino.

En esta bodega, como es habitual, es necesario concertar la visita de forma anticipada. Se puede hacer la visita tanto en castellano como en inglés, por lo que es de lo más interesante para el público amante de la enología de otras partes del Europa o del planeta que quieran conocer más sobre los caldos riojanos.

Visitar bodegas en Haro merece la pena. Este tipo de visita privada tiene un precio de 100€ y en principio está establecida para como máximo 10 personas, donde la duración es de 90 minutos aproximadamente. En ella se incluye la cata de dos vinos de esta famosa bodega y unas tapas típicas de la zona. Incluso dan la posibilidad de completar la visita con una comida privada que la prepara un restaurante externo. Las opciones que nos dan en esta bodega riojana para disfrutar no se quedan ahí, puesto que es posible comprar vino de Rioja online de Bodegas Olabarri en su tienda online.

Una genial escapada para el fin de semana

Las Bodegas en La Rioja para visitar son una estupenda manera de aproximarse a una de las zonas del mundo donde mejores vinos se producen. Además, esta región del norte de España tiene también una rica gastronomía que vale para combinar de la mejor de las maneras con sus ya legendarios caldos.

En el caso particular de Haro, hablamos de la segunda población en número de habitantes de la Rioja y cuenta con buenas comunicaciones y un patrimonio cultural que merece la pena visitar.

Así que ya sabes, si estás pensando hacer una escapada de fin de semana, la Rioja y también su enoturismo te esperan.

Comparte:

Deja un comentario sobre este plan: