5 estaciones de tren en Londres que no te puedes perder

Estación St. Pancras

¿Sabéis que desde algunas ciudades de España se puede llegar a cualquier estación de tren en Londres? Es cierto que hay que hacer algún transbordo y el trayecto se demora unas horas, pero la aventura puede ser comparable a hacerse un Interrail.

Esta última cuestión igual merece escribir todo un plan para el fin de semana, pero en este artículo lo que queremos es hablaros de cinco estaciones de tren que no os podéis perder si visitáis Londres. Ya sabréis algunos que en la capital británica se cuida mucho todo lo relacionado al turismo y hasta sus estaciones de tren son destino habitual de turistas. Todo esto e bastante comprensible si tenemos en cuenta que fue en Inglaterra donde se desarrolló la industria ferroviaria y se inauguró la primera línea de ferrocarril de la historia entre Liverpool y Manchester, en 1830.

Pero volvamos a Londres para hablar de cinco estaciones de tren que merece la pena visitar.

London Victoria Station

London Victoria Station

Ubicada en pleno centro (Ciudad de Westmister), por ella pasan más de 73 millones de pasajeros anualmente, el segundo mayor tráfico de toda Gran Bretaña después de la también londinense Waterloo.

Suele ser parada principal de los trenes que provienen del Aeropuerto de Gatwick, por el ramal del Brighton. Además, hace de intercambiador para viajar a otras estaciones de Londres e Inglaterra sur y este, y tiene conexión con varias estaciones de metro.

Dentro de la estación podréis comer, tomaros una pinta, hacer compras, tomar un café o visitar en los alrededores lugares como el novedoso centro comercial Cardinal Place, a medio camino de St. James Park; el mercadillo callejero en la estrecha calle de Strutton, o contemplar el Little Big Ben, cerca de la estación y construido en el siglo XIX. No es muy recomendado en las guías generales sobre Londres, pero tiene su interés.

Estación de St. Pantcras

Estación St. Pancras

Se construyó en 1868 y se encuentra al norte de centro de Londres. Es la estación con la mayoría de los destinos al norte de Inglaterra y también tiene conexiones internacionales con la Europa continental.

Destaca por su edificio victoriano que fue renovado en el año 2007, algo que se nota en el interior de la estación. El diseñador de la gran reforma incluyó una gran estatua de 9 metros de dos enamorados besándose, como si volvieran a encontrarse tras un largo viaje. 

Una estación repleta de tiendas y muy romántica que aparece en películas como Harry Potter.

Estación de King’s Cross

Estación de King's Cross

Se construyó antes que su vecina St. Pancras, en 1852, pero desde que alberga el “andén 9 3/4” (entre los andenes 9 y 10) de donde parte el Expreso de Hogwarts, la estación se ha convertido en un destino turístico en toda regla.

Hay que decir que lo que aparece en las películas de Harry Potter es una mezcla de la fachada de St. Pancras, los andenes de Euston y los de King ‘s Cross. En cualquier caso, la placa del andén secreto 9 3/4 está en esta estación.

Estación de Waterloo

Waterloo Station

Es la más antigua de Londres, construida en 1848. Se encuentra en la orilla sur del Támesis, en el distrito de Lambeth. Destaca su monumento en la fachada principal a los ferroviarios ingleses que lucharon en las guerras mundiales: el Victory Arch.

La estación es también la más grande e incluye otras cuatro estaciones: East, International, Mainline y Underground. La propia estación tiene adherido el “Túnel de los graffitis“, un callejón cubierto de varios cientos de metros con todo tipo de obras artísticas urbanas.

En su interior, gracias a su gran tamaño, hay todo tipo de restaurantes y tiendas como para pasar el día de aquí para allá. Además, se encuentra muy cerca de lugares de gran atractivo turístico como la gran noria Coca-Cola London Eye, el Acuario de Londres o la casa del terror The London Dungeon.

Estación de Liverpool Street

Liverpool Street Station

Esta en la City, una de las zonas de mayor lujo del Reino Unido, y es la tercera estación de tren más concurrida de Londres. Conecta con los destinos al este de Inglaterra y fue inaugurada en 1874.

Si por algo destaca esta estación de tren es por su cubierta de cristal que cubre gran parte las vías y del gran recibidor. Este parece más un centro comercial que una estación de tren.

Nada más. Si visitáis Londres, incluir en vuestro itinerario alguna de estas estaciones. Merecen la pena.

 DATOS DE UTILIDAD: