Benissa: Descubre un pueblo con encanto en la Costa Blanca

Añadimos un nuevo destino turístico ideal para disfrutar del fin de semana. Es Benissa, encantadora población ubicada en la comarca alicantina de la Marina Alta, y que te atrapará con su encanto mediterráneo. A continuación, te hablamos qué hacer en Benissa: su patrimonio histórico y cultural, sus playas de ensueño y calas paradisíacas, fiestas, mercados y una oferta gastronómica realmente irresistible.

Dónde alojarse en Benissa

Alquiler casa señorial en Benissa

Como siempre, antes de extendernos acerca de los atractivos de un destino, para que no tengas que preocuparte de buscar alojamientos en el municipio, hemos seleccionado para ti una de las mejores opciones: un alquiler de Casa en Benissa. En este caso, hablamos de un alojamiento señorial de dos plantas, en el centro del pueblo, para hasta 9 personas y con todos los equipamientos para disfrutar de una estancia inolvidable.

El alojamiento cuenta con salas de estar, elegantes baños, gran salón con chimenea como el que ves en la imagen, habitaciones amplias y con vistas y hasta zona solárium en la azotea para disfrutar de la brisa mediterránea durante todo el día.

Además del enlace superior, puedes ponerte en contacto los gestores de este alojamiento turístico en el siguiente teléfono:

  • +34 629 51 28 51.

Cómo llegar a Benissa

Mapa de Benissa Alicante

En el mapa superior puedes ver la ubicación y límites del municipio de Benissa. Como ves, cuenta con una zona de playa entre las conocidas zonas turísticas de Moraira y Calpe.

En cuanto a cómo llegar por carretera, si provienes desde el centro de la península, puedes utilizar la Autovía de Alicante. Mientras que si los haces desde otros puntos de la costa, la AP-7 o Autopista del Mediterráneo casi cruza el pueblo.

Gracias también a los aeropuertos de Alicante y Valencia, podrás llegar desde más lejos a la zona, para luego alquilar un coche o viajar en autobús a Benissa.

Qué ver y qué hacer Benissa

Ya instalados 😊, ahora toca salir a ver este magnífico pueblo y sus alrededores.

En cuanto al patrimonio histórico, en primer lugar te recomendamos dar un paseo por el Casco antiguo de Benissa. Como muchas poblaciones de la zona, conserva aún espacios con un estilo medieval cristiano-musulmán que te sorprenderá.

Precisamente en el corazón del casco antiguo (Plaza Rei Jaume I) está la Basílica de la Purissima Xiqueta, en estilo neogótico y conocida como la “Catedral de la Marina” por su gran tamaño (tres grandes naves) y sus dos grandes torres.

Otro lugar muy interesante es la Placeta de l’Església Vella, un rincón con mucha historia, donde antiguamente se encontraba la iglesia-fortaleza de San Pedro del siglo XVI. Hoy en día, es un espacio cultural que acoge eventos y conserva una réplica de la portada de la iglesia original.

No muy lejos, al oeste, en la calle de la Puríssima, te encontrarás el Palacio de los Torres-Orduña, un edificio barroco del siglo XVIII que perteneció a una de las familias más importantes de Benissa.

Continúa más hacia el oeste para conocer el Convento de los Padres Franciscanos, todavía más antiguo (del siglo XVII), de arquitectura renacentista y que alberga un retablo interesante y un pequeño museo con objetos de su larga historia. La placita donde está ubicado es un lugar muy tranquilo donde podrás descansar y relajarte.

Antes de hablar de las playas de Benissa, y como último lugar de interés del pueblo, te recomendamos visitar el Mirador dels Molins. Desde él, tendrás precisamente la posibilidad de divisar la cercana costa y la sierra mediterránea que separa a Benissa de ella.

Playas y calas de Benissa

Playas de Benissa
Foto: Benissa.net

Como te hemos comentado antes, la zona de costa del municipio de Benissa se encuentra entre Moraria, al noreste, y Calpe -concretamente la urbanización de Les Bassetes-, al sureste.

Entre ambos lugares podrás disfrutar de espacios como la Playa de Benissa, en la Cala de la Fustrera, de arena blanca y la más turística de todas. Al sur de esta, también puedes hacerte una ruta senderista en una senda ecológica muy bien señalizada. Al norte de estos dos lugares, otro atractivo es la Cala Pinets, ideal para hacer esnórquel y con una pequeña playita muy tranquila.

Más al norte todavía, se extiende una zona totalmente virgen donde destaca la Cala Llobella, bajo un acantilado de unos 20 metros. Sus aguas son populares entre aficionados al buceo. Muy parecida a esta es la Cala Advocat, también con un gran acantilado vertical y rodeado de bosque mediterráneo.

En total, cuatro kilómetros fantástico litoral que no defrauda a los amantes del mar.

Mercados, gastronomía y fiestas

Benissa también es un lugar ideal para realizar actividades como ir de compras a sus mercadillos. En el caso de Benissa, se organiza todos los sábados de 8 a 13.30 horas en varias calles: Sant Nicolau, Hort de Bordes y paseo Dolores Piera. En los puestos encontrarás todo tipo de productos frescos, como frutas y verduras de temporada, o ropa, complementos y artesanía local.

En cuanto a la gastronomía, además de los productos frescos que puedes cocinar en la cocina de tu alojamiento, Benissa puede presumir de contar con una gastronomía variada, que va desde la receta tradicional como el Arroz del senyoret, All i Pebre de rape o el Putxero de Polp (regados con vinos de la zona) a cocina internacional de todo tipo.

Por último, si quieres visitar Benissa en su máximo esplendor, intenta hacer el viaje durante sus fiestas. Las patronales son del 26 de abril al 5 de mayo; Moros y Cristianos, del 27 de junio al 1 de julio, y la Fira i Porrat de Sant Antoni, del 19 al 28 de enero.

¡Animáte descubre con esta guía el bonito pueblo mediterráneo de Benissa!

Deja un comentario sobre este plan: