Bosque de secuoyas en Cantabria, España

Comparte:

En este plan os queremos hablar del bosque de secuoyas de Cantabria, pero antes, hay que escribir unas líneas sobre el parque de Yosemite, en las montañas de California, donde se encuentran las famosas secuoyas gigantes.


Secuoya Gigante en las montañas de California
Secuoya Gigante en California. Fuente foto: labioguia.com

La foto de arriba es espectacular: un ejemplar de secuoya en el Parque Nacional en las montañas de California de 3.200 años de edad. Es decir, que este árbol brotó en la Edad de Hierro. Le llaman «el Presidente» y es algo así como el «Rey de los árboles», por edad y por tamaño. Tiene una altura de 247 pies, o lo que es lo mismo, algo más de 75 metros; uno siete metros de diámetro, y sigue creciendo.

Qué envidia, ¿verdad? Aunque la mayoría de las secuoyas gigantes solo se encuentran California, estamos de suerte, porque en España existe un pequeño parque de secuoyas en el Monte de las Navas, cerca de la población Cabezón de la Sal, en Cantabria, que también da nombre a esta zona forestal.

Este pequeño parque de secuoyas (o secuoia) sempervivens se creó en 1940, buscando establecer espacios forestales para aumentar los recursos de madera. Finalmente, el parque se ha convertido en parte de la Red de Espacios Naturales Protegidos de Cantabria y cuenta con 2.5 hectáreas y unos 848 ejemplares. Algunos de éstos alcanzan ya los 36 metros de altura y un diámetro en la base del tronco de un metro y medio.

A pesar de este tamaño considerable —si lo comparamos con la mayoría de los árboles—, estas secuoyas son consideradas unas «bebés» dentro de esta especie forestal. Pero solo hay que darles tiempo porque crecen en altura, en los primeros años, a razón de un metro y medio anualmente para luego estancarse y crecer a lo ancho y multiplicar sus ramas. En concreto, esta especie de secuoya se estima que puede llegar a los 100 metros de altura. Aunque el caso de la secuoya «the President» es una caso excepcional, muchas secuoyas alcanzan los mil años de edad.

Bosque de secuoyas Monte Cabezón

Llegar a este parque no es complicado. Si accedemos en coche, desde la Autovía del Cantábrico tomamos la CA-135 dirección Cabezón de la Sal y Comillas. Desde allí, la CA-135 nos llevará al Monumento Natural de las Secuoyas.

A través de la oficina de turismo de la población de Cabezón de la Sal se puede conseguir todo tipo de información y realizar las reservas, ya que este parque tiene un acceso regulado.

Ninguno de nosotros estaremos aquí para cuando las secuoyas del Monte Cabezón en Cantabria alcancen su madurez, por eso, mientras tanto, no hay que perderse este parque y escaparse un fin de semana para hacer una de esas cosas que todos deberíamos hacer una vez en la vida: abrazar uno de estos árboles gigantes.

 

Comparte:

Redacción

Portal sobre ocio, turismo y entretenimiento para el fin de semana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 64 = 71