Naturlandia: senderismo, ocio y naturaleza en Andorra

Comparte:

Senderismo y naturaleza en Andorra

Andorra es un destino perfecto para una escapada que te permita disfrutar de unos días en contacto con la naturaleza. Son muchos los atractivos que invitan a visitar el País de los Pirineos: compras, relax, itinerarios culturales con el románico como protagonista, estaciones de esquí… pero el paisaje andorrano en sí mismo, con sus valles, bosques y montañas, es uno de los más apetecibles en cualquier época del año.

Qué hacer en Naturlandia

Si te gusta el senderismo, Andorra tiene mucho que ofrecerte. En cada una de sus distintas parroquias encontrarás caminos y rutas para sumergirte en plena naturaleza y descubrir parajes únicos que te permitirán acercarte a su riqueza natural.

En la misma capital del Principado puedes recorrer el valle d’Enclar siguiendo el Anillo Verde, un sencillo sendero a pie de montaña y apto para toda la familia desde el que contemplar, además, hermosas vistas panorámicas de Andorra la Vella.

NaturlandiaOtra buena idea para “descansar” del ajetreo de las compras es tomar desde Escaldes-Engordany el camino de Les Fonts, un bonito paseo de algo más de tres kilómetros por el cercano Valle de Madriu, siguiendo el curso del río del mismo nombre entre bosques de pinos y abetos.

Si lo que te apetece es combinar el contacto con la naturaleza y la diversión, lo mejor es disfrutar de un día en Naturlandia. Este Parque de la Naturaleza se encuentra en el Bosque de la Rabassa, en la parroquia de Sant Julia de Loria y ofrece atracciones tan sorprendentes como el tobotronc, un tobogán de más de 5 kilómetros que transcurre entre los árboles, o el airtrekk, el mayor sky Trail de Europa. Si la oferta lúdica de Naturlandia resulta más que apetecible, en el parque, además, tendrás la posibilidad de conocer un poco mejor la flora y fauna de ese paisaje andorrano que enamora. En la zona más alta, a 2.000 metros de altitud, se encuentra el Parque de Animales, una oportunidad única de ver en su hábitat a ciervos, gamos, osos pardos o lobos.

La diversidad que encierran los valles y las montañas de Andorra hace posible que las opciones para vivir intensamente sus paisajes sean incontables. Para los amantes del senderismo y los deportes de aventura, la parroquia de El Canillo es una de las más recomendables. Desde aquí parten distintas rutas, de mayor o menor dificultad, que recorren el Vall del Riu. Una de las más bonitas y fáciles de hacer es la que llega hasta el Santuario de la Virgen de Meritxell, patrona del Principado. Si quieres combinar el senderismo con el trekking y la escalada, Canillo cuenta, además, con una extensa red de vías ferratas (algunos tramos solo aptos para expertos).

Lobo de Naturlandia
Osos, ciervos, lobos…
son algunos de los habitantes
del Parque de Animales de Naturlandia

Por último, otra buena sugerencia que te permitirá descubrir uno de los lagos más bonitos de Andorra, es la ruta que parte desde Ordino (estación de Vallnord, sector Arcalis) y, tras una hora de camino, te llevará hasta la zona de los Lagos de Tristaina, un lugar que impacta por su belleza, “congelada” durante gran parte del año, donde, si te atreves, podrás practicar submarinismo bajo el hielo.

 

Comparte:

 DATOS DE UTILIDAD:

Navegación de entradas