Turismo Activo en el Valle de Arán

Comparte:

Es un lugar mítico del que se han escrito hasta canciones como es «Pozo de Arán», de Carlos Nuñez. Y es que el lugar se lo merece. Por eso, hemos recopilado una serie de actividades por el Valle de Arán con las que conocer la zona y volver a casa con un recuerdo imborrable.

El Valle de Arán: ubicación, breve historia y lenguas habladas

Ubicado en la zona noroeste de la provincia de Lleida y al noreste del Pico Aneto, en todo el valle no viven más de 10.000 habitantes, por lo que es un lugar donde realmente uno se puede relajar y desconectar del mundanal ruido. Si queréis ver el mapa y ubicación de las actividades que os vamos a recomendar, visitad Valle de Arán, donde también encontraréis más información útil.

El nombre de Valle de Arán o Vall d’Aran (en catalán y aranés) se compone de las mismas palabras: valle. Esto es porque Arán significa en euskera también valle, y el idioma vasco influyó en el aranés al haberse hablado en la zona hace siglos y dejado su poso en el vocabulario gascón.

Hablando de lenguas, en la comarca se hablan tres: catalán, castellano y aranés. En los últimos años, el castellano ha ganado terreno y es el más utilizado, al menos en el trabajo y, en general, fuera de casa. Además, el Valle de Arán cuenta con gobierno autónomo: el Consejo General.

Por último, antes de hablar sobre qué hacer en el Valle de Arán, deciros que la comarca se divide en nueve municipios para un total de 33 pueblos ubicados a una altura media de 2.000 metros. El techo de la comarca es el monte Besiberri Norte, con 3015 metros de altura.

Actividades en la naturaleza

Comenzamos con los atractivos de esta mítica comarca con las distintas actividades que podéis realizar en la naturaleza. De todo un poco: desde recorrer los valles y montañas a relajaros en un espacio termal.

Ruta senderista hacia el Santuario de Montgarri

Santuario de MontgarriLa ruta nace en Pla de Beret, donde está la famosa pista de esquí. Aunque es cuesta arriba, la ruta es sencilla: unos 200 metros de desnivel en unos 6 kilómetros.

Una vez en el santuario, descubriréis que el esfuerzo merece la pena. El santuario y refugio se levanta en la orilla norte del río La Noguera Pallaresa tras superar un pequeño puente. Y, lo mejor de todo, hay un buen restaurante para recobrar fuerzas.

Ruta de los abetos gigantes Valles de AránRuta senderista del Bosque de los Abetos Gigantes

Es una oportunidad también para disfrutar de la flora del Valle de Arán.

La ruta tiene comienzo y final en la Cabaña de Loserón, en el límite del Parque Nacional d’Aigüestortes y cerca de Arties, población de la que luego hablaremos.

La ruta también es bastante corta (2 km) y está señalizada con postes amarillos y con unos paneles informativos que describen a alguno de los abetos más grandes de esta zona al suroeste de Baqueira-Beret.

Deportes acuáticos en ríos y lagos

Además de poder visitarlos, en el Valle del Arán es muy común la práctica de deportes como el barranquismo, el paddle surf, rafting o el descenso y recorrido de ríos y lagos en kayaks y canoas. ¿Dónde hacerlo? Una pequeña lista de ríos y lagos:

  • Paddle surf en el embalse Torrasa Quingueta d'aneu
    Lago de la Torrasa Guingueta d’Aneu

    Río Garona. Es el río más largo y caudaloso del valle y, de hecho, como desemboca en el Atlántico, hace que Arán sea una región con cuenca atlántica y también mediterránea, gracias al río Noguera Pallaresa. En el caso del Garona, es una vía fluvial muy adecuada para la práctica del descenso de ríos en kayaks y canoas, especialmente a su paso por localidades como Es Bordes.
  • Embalse de la Torrasa Guingueta d’Aneu. Para los que prefieran aguas más tranquilas este embalse es ideal y lo crea el río La Noguera Pallaresa, que también se presta a bajarlo en kayak.
  • Barranquismo. Hay multitud de lugares donde poder realizar este deporte de riesgo y con guías. Uno de esos lugares en el Barranco del Infierno, en la zona del Pallars.

Balneario Bahns de Tredòs

Balneario Banhs de Tredos AranLa última actividad recomendada en este apartado os servirá para relajaros de tanto deporte. Y uno de los mejores lugares es este idílico balneario y hotel al sur del Valle del Arán.

Como veis es un lugar como sacado de un cuento y tiene la ventaja de que está abierto todo el año. Sus aguas son termales y cuenta con todos los servicios.

Parajes inolvidables

Ahora vamos con esos lugares naturales que se merecen millones de fotos por su belleza o espectacularidad.

Nos habíamos quedado en el Balneario Banhs y, precisamente, al sur del mismo, como a un kilómetro, está la Cascada en el Camino, antes de las Praderas de Colomers y a la que se llega por el Camin de Pruedo. Están en el río de Aiguamóg y, aunque no son de gran altura, son bastante bonitas y están rodeadas de un magnífico entorno.

Lago Mayor de Colomer en el Valle de Arán

Otro lugar que no os podéis perder es el embalse Lago Mayor de Colomers (imagen superior) que se nutre de un glaciar y está rodeado de otros lagos más pequeños. Especialmente en invierno es realmente bonito. Además, como está en rutas senderistas, hay un refugio habilitado para poder dormir.

Cascada Saut Deth Pish del Valle de AránOtro espectáculo natural de la zona son sus cascadas, y una de las más populares es Saut Deth Pish, en el Valle de Varradós. De hecho, es uno de los lugares que ningún visitante se pierde. Además, está cerca de la capital comarcal Viella, por lo que se llega fácilmente.

La cascada se compone de dos caídas, siendo la primera de gran altura, como veis en la imagen.

Pueblos y patrimonio

Como el resto de Cataluña y norte de España en general, el Valle de Arán tiene una antigua historia que ha dejado su huella en forma de patrimonio. Este se puede encontrar en poblaciones más grandes y otras más pequeñas. A continuación, las más interesantes.

Viella, capital de la comarca

Iglesia parroquial San Miguel de ViellaEs también municipio e incluye a otros pueblos cercanos desde hace 50 años. Viella es el más poblado con algo más de 3.500 personas y tiene más de 1.000 años de historia.

En cuanto a los lugares de mayor interés, no os perdáis la Iglesia Parroquial de San Miguel, con una gran torre con techo en forma de cono y un estilo a caballo entre el románico y el gótico.

También puede ser interesante que visitéis el Museo de Val d’Arán, donde conocer mejor la historia de la comarca y la propia Viella.

Y si queréis conocer donde se deciden los designios de la comarca, en Viella se encuentra el edificio donde se reúne el Consejo General.

Unha: pueblo románico

Iglesia románica de UnhaAntes os mencionamos la Iglesia de San Miguel, con retazos románicos. Pues bien, en Unha encontraréis la Iglesia de Santa Eulalia, levantada en el siglo XX, en pleno románico y con un campanario posterior: del siglo XVIII.

En su interior, también encontraréis pinturas en estilo románico. Una joya artística.

Arties

Iglesia de Santa María de ArtiesEs una de las poblaciones más importantes del Alto Arán y cuenta con varios templos muy antiguos como la Iglesia de Santa María de Arties, del siglo XII y que antaño contaba con un castillo, del que hoy sólo se conservan partes del mismo.

Destaca su gran torre de cuatro alturas y con reloj. En el pueblo hay otros templos más pequeños pero también muy antiguos como Sant Joan d’Arties, al norte, o la pequeña ermita de Sant Pelegrí.

Salardú

También en el Alto Arán y capital de la zona. Está a un kilómetro de Unha y por la zona sur cruza el río Garona. En el pueblo se encuentra la Iglesia de Salardú, muy similar a la de Arties en forma y en antigüedad.

Al sur de la población también puede ser de interés que visitéis la Mòla de Salardú, un museo en un antiguo molino que muestra la forma de trabajar el trigo hace siglos.

Gastronomía del Valle de Arán

Gastronomía Valle de Arán¿Qué se puede comer en el Val d’Aran? ¿Cuál es la comida típica? Como zona ganadera que es y de montaña, entre los productos típicos se encuentran la morcilla, el sanchichón, la longaniza y la ternera. A estos, hay que añadir buenos quesos, patés, caviar, miel y confituras.

En cuanto a platos tradicionales guisados, os recomendamos probar la Olha Aranesa, una sopa con huesos de ternera y jamón, espinazo, morcilla y otros ingredientes para los días fríos de invierno. También muy nutritivo es el Civet de Senglar, estofado de jabalí hecho con vino negro de la región, ajo, chocolate y variadas especias. Más ligero es el Confit de pato, el Patarnes (sopa de patatas con pan y aceite), o el Pollo a la Coquèla, que se puede hacer al horno con verduras y hortalizas. A muchos de estos platos los podéis acompañar con Truhada o puré de patatas a la aranesa.

Para postre, además de las confituras, también podéis probar los Crespéts o crepes, los Tronquets, dulces muy típicos o el Logort o yogur natural de la zona.

* * *

Terminamos aquí este pequeño repaso sobre qué hacer y ver en el Valle de Arán, recordando (como siempre) disfrutar de su belleza natural y patrimonio respetando en el entorno.

Comparte:

Redacción

Portal sobre ocio, turismo y entretenimiento para el fin de semana.