Qué ver en Segovia en un fin de semana

Comparte:

Alrededor de cincuenta mil almas pueblan una de las ciudades más hermosas de España, y que cuenta con dos lugares Patrimonio de la Humanidad: su famoso acueducto y su Ciudad Vieja, además claro de su no menos visitado Alcázar y otros lugares sacros y no sacros que hacen de Segovia un lugar acogedor y encantador para visitar en un fin de semana.

Tampoco podía faltar la oferta de ocio para disfrutar de la tarde-noche gracias a sus buenos bares y discotecas. Vamos a ver qué hacer y ver en Segovia en un fin de semana.

Breve historia de Segovia

Como muchas otras ciudades españolas, Segovia, antes de aparecer en los ficheros históricos romanos ya existía como núcleo de población. Concretamente era un castro celta que ocupaba el promontorio donde se levanta actualmente el Alcázar de Toledo. Además de los celtas –o mezclados con ellos– estaban los pueblos celtíberos a los que sustituyeron los romanos que se hicieron con el área fundando oficialmente la ciudad, según los historiadores, por un general llamado Hispan en tiempos de Tilo Livio, alrededor del año 79 a.C.

En cuanto a su nombre, hay diversas teorías, pero la que sobresale sobre el resto es la que dice que el nombre en latín Secobia, proviene de cobia que se puede traducir como sierra o montaña el prefijo se, podría traducir por “debajo”: debajo de la montaña o Secobia.

Después de los romanos llegaron los visigodos y la hicieron sede episcopal para la Archidiócesis de Toledo, y tras ellos los musulmanes hasta que en 1088 Alfonso VI la anexionó al reino de León y Castilla y empezó la repoblación cristiana. Segovia, entonces se convirtió en un amplio concejo que ocupaba parte del actual Madrid llegando incluso hasta el río Tajo.

Tras los conflictos internos en Castilla de los próximos cuatro siglos, en los que la ciudad pasa a manos de Álvar Fañez, luego a Urraca de Castilla y a la Casa Trastamara en época de Alfonso X el Sabio, finalmente, en 1474, queda bajo el dominio Isabel I de Castilla, quien unifica parte de país y la situación se normaliza para la ciudad de Segovia.

En los próximos siglos, pese a contar con un gran legado artístico gótico y antiguo, la ciudad entra en decadencia y no es hasta el siglo XX que empieza a despuntar y aumenta demográficamente. Pero es especialmente en las últimas décadas, gracias al turismo, que Segovia se han convertido en uno de los destinos favoritos en la zona central del país. Estamos ya en el presente y vamos a hacer un pequeño repaso de cuáles son sus mejores atractivos.

Qué ver en Segovia

Acueducto

Es un gran símbolo: el acueducto, Patrimonio de la Humanidad desde 1985. ¿Quién que haya visitado Segovia no tiene una foto a sus pies? Esta magnífica obra de ingeniería antigua fue levantada por el mencionado Hispan, general romano al cargo de la zona y del reclutamiento de soldados para guerrear contra los correosos hispanos. Por lo tanto, este acueducto lleva recogiendo agua a Segovia del Manantial de la Fuenfría, a casi 17 kilómetros, desde finales del siglo I d.C.

Su recorrido, de 14.956 metros, está dividido en cinco grandes sectores. El primero, zona extraurbana, comienza en la sierra de la Acebeda donde el monumental acueducto que conocemos es solo una canal que regoe aguas. Luego se convierte en una canal algo más gran justo antes de entrar en Segovia donde comienza el trazado urbano donde el canal se ensancha hasta alcanzar la muralla donde comienzo el denominado Acueducto aéreo y monumental que la parte más simbólica. Por último, la canalización es soterrada en un canal que atraviesa la Plaza Mayor. El acueducto, en su punto más alto, alcanza los 29 metros se utilizaron 20.400 bloques de piedra para construir la zona del acueducto llamada aérea o monumental.

Trazado de acueducto de Segovia

Alcázar de Segovia

Otro maravilloso lugar que visitar en Segovia es su Alcázar, un castillo de cuento del que se tiene la primera noticia en un documento de 1122, aunque seguramente ya existiese antes debido a su estilo mezcla románico y gótico. Era una de las residencias de los Reyes de Castilla, especialmente de Alfonso X el Sabio y Enrique IV. Desgraciadamente, sufrió un incendio en 1862 y quedó parcialmente destruido por lo que mucho de lo que vemos hoy en día es reconstrucción de lo anterior. No obstante, se conversa su estructura original: dos grandes patios, dos torres –de Homenaje y de Juan II– y los toques de estilo mudéjar en su decoración.

Hoy en día es el Archivo General Militar de Segovia además del Museo del Real Colegio de Artillería. Su exterior e interior son francamente una joya.

Dirección y contacto:

Horarios de visita y precios (existen visitas guiadas por demanda):

  • Invierno (de octubre a Marzo): de 10 a 18h todos los días.
  • Verano (de abril-septiembre): de 10 a 19h todos los días.

La Catedral de Segovia

Catedral de Segovia

Su nombre real es la Santa Iglesia Catedral de Nuestra Señora de la Asunción y de San Frutos pero también la conocen como la Dama de las Catedrales por sus grandes dimensiones y estilo elegante. De hecho, se construyó en el siglo XVI (1525-1577) en estilo gótico con rasgos renacentistas, toda una obra maestra de la arquitectura sacra y sustituyó a la antigua catedral al ser esta destruida en la Guerra de las Comunidades de 1520.

Dirección y contacto:

  • Dirección: Plaza Mayor, s/n, 40001 Segovia.
  • Teléfono: 921 46 22 05.

Horarios de visita y precios (se debe respetar la liturgia):

  • Otoño-Invierno: 9,30-17.30.
  • Primavera-Verano: 9,30-18.30.

La Ciudad vieja

Junto al Acueducto de Segovia, la UNESCO también declaró Patrimonio de la Humanidad al casco antiguo de Segovia, repleto de lugares de interés como la catedral, la judería, iglesias románicas y callejuelas que nos transportan a otra época. Solo pasear por esta zona entre monumento y monumento merece la pena.

Muralla

El casco antiguo o Ciudad Vieja es rodeada por la milenaria muralla de Segovia que ya existía cuando Alfonso VI conquistó la ciudad por lo que debió de ser construida en pleno periodo de dominio árabe. No obstante, la muralla fue ampliada hasta alcanzar tres kilómetros de diámetro y rodear todo el caso antiguo. También, llegó a poseer hasta ochenta torres de vigilancia, cinco grandes puertas además de unos cuantos más portillos. Hoy en día solo quedan tres torres: la de San Andrés, que permite el acceso a la judería; la de Santiago, con diseño mudéjar y la de San Cebrián, mucho más modesta en su diseño. También quedan tres portillos que son los del Consuelo, de San Juan y la Luna.

Puerta de San Andrés y la Judería de Segovia

Sinagoga Mayor Segovia
Sinanoga Mayor, hoy Iglesia del Corpus Chirsti – Foto: http://www.turismodesegovia.com

A través de la Puerta de San Andrés se accede a la Judería de Segovia, un barrio medieval con origen el siglo XI pero que se oficializó en 1215. En un principio, los asentamientos de familias judías estaban algo dispersados entre la Plaza de la Merced y la parroquia de San Andrés para luego, con el paso de los siglos ir estableciéndose un perímetro en el que confinar a la población judía hasta que en 1482 la judería fue cerradas por las llamadas siete puertas hasta que diez años después, en 1492, el decreto de los Reyes Católicos con un inquisidor Torquemada muy presente ordenó que los judíos fueran expulsados de España. Estos cambios en la zona de influencia judía han provocado que existan varios topónimos según que zona: Judería Vieja, Judería Nueva, Calle de Santa Ana, Corralillo de los huesos

Cultura

Además de los lugares que hemos mencionado, Segovia también puede presumir de organizar eventos culturales muy importantes a lo largo del año. El Folk Festival de Segovia, que se celebra entre junio y julio; el Festival Internacional de Títeres que se celebra en el mes de mayo, o la Muestra de Cine Europeo de Segovia que se celebra en el mes de noviembre.

Gastronomía

Seguro que todos habréis oído decir aquello de: «vamos a comernos un cochinillo a Segovia». Tanto la meseta castellana como las zonas montañosas de Guadarrama y Somosierra tienen las carnes como plato principal: asadas, a la parrilla, a la leña o los famosos chorizos de Cantinpalo. En Segovia podréis encontrar todo esto y más. También, por supuesto, hay comida internacional o de otras partes de España.

Ocio nocturno

Dado el gran tirón cultural de la ciudad, hay muchos turistas que hacen noche en la ciudad por lo que Segovia cuenta también con una amplia oferta de locales, pubs y discotecas para disfrutar del ocio noturno. Las zonas más recomendadas son el Casco Antiguo Paseo del Salón, la zona de San Millán, Santo Tomás Mahonías.

Dónde alojarse en Segovia

Uno de los lugares más interesantes es el Monasterio de San Antonio el Real, antiguo palacio construido en 1455 por orden de Enrique IV y que posteriormente fue donado a los franciscanos para ser hoy un hotel de cuatro estrellas donde alojarse.

Dirección y contacto:

  • C/ San Antonio El Real, s/n 40004 Segovia, Segovia España.
  • Teléfono: +34 921 413 455 Fax: +34 921 431 574.
  • www.sanantonioelreal.es

Otro lugares donde alojarse en el siguiente mapa de booking:

Booking.com
Comparte:

1 comentario en «Qué ver en Segovia en un fin de semana»

Deja un comentario sobre este plan: