Viajar: el próximo destino

Comparte:

Quizá una de las cosas que más echemos de menos y de la que nos ha privado este 2020 es viajar. Porque viajar relaja la mente, ofrece desconexión de la rutina y enriquece, conociendo otros lugares, tradiciones y poblaciones.

Por fortuna, las restricciones no durarán para siempre y ya se pueden ir organizando escapadas de fin de semana con Buscounchollo.com. Además, hacerlo ya permite encontrar un chollo aún mayor y, a nivel emocional, tener un plan que apetezca hacer para cuando todas las medidas se hayan relajado, siempre viene bien.

El sector turístico, el más castigado de la pandemia

Precisamente es el sector turístico el que más está sufriendo las consecuencias de las restricciones de movilidad. Se calcula que ha perdido cerca de 27.500 millones de euros y, según las estimaciones, cerca del 80 % de los visitantes.

Se podría decir que mal de muchos consuelo de tontos si miramos otros países de nuestro entorno como Italia, pero es cierto que la economía española depende mucho de los ingresos generados por los turistas extranjeros.

Las cifras reflejan la situación a nivel macro, si, sin embargo, descendemos a qué significa todo en esto en el día a día, descubrimos miles de hoteles cerrados, personas sin trabajo, esfuerzos de muchas familias hechos un burruño y, en resumen, una situación que puede rozar lo desesperante para muchas economías domésticas.

En este sentido, no se trata ya solo de que haya menos viajes o menos pernoctaciones, es que también los turistas, internos o externos, cuando se van a una ciudad, comen, visitan monumentos, compran souvenirs y forman parte de la vida y el dinamismo de la ciudad.

Ahora los centros de las ciudades están increíblemente desiertos. Muchas tiendas han echado el cierre y muchos bares cuentan con las terrazas vacías. El sector del turismo tiene una cadena muy larga y todos sus eslabones se están viendo castigados por este virus.

El panorama desolador de las ciudades, sin embargo, puede servir de impulso para que las personas del lugar recuperen sus casos históricos y los vivan y los revitalicen como hasta esta primavera lo hacían los turistas, volviéndoles a dar esa identidad que, a fuerza de usarla como reclamo, se había desgastado.

Siete pueblos con encanto a los que ir en cuanto haya ocasión

Sea como sea, como sociedad, hay que ayudarse unos a otros e intentar consumir local. Viajar por los pueblos tan bonitos que tiene España y redescubrir la riqueza en patrimonio y gastronomía que siempre hemos tenido delante y que no siempre hemos podido apreciar, cegados por las luces de Nueva York, París o Londres.

Por eso, invitamos a todos aquellos que quieran a apuntarse estos pueblos, echar un vistazo a BuscoUnChollo y preparse para el próximo viaje.

  • Sigüenza. Se encuentra en la provincia de Guadalajara. Es un lugar con gran encanto, acogedor y en el que se puede disfrutar del aire rural del que tanto se habla. La plaza Mayor, la Catedral, el Castillo y las huellas que dejó el Cid son algunos de los atractivos de este pueblo manchego.
  • Aranda del Duero. Es el lugar ideal para los amantes de la gastronomía, el vino, la historia y la música. Esta ciudad, en la provincia de Burgos, encierra multitud de posibilidades, desde unos ricos pinchos por la calle Isilla, como la posibilidad de admirar la riqueza gótica de Santa María La Real. Elegir ir a Aranda es acertar.
  • Frigiliana y Nerja. Estos pueblos se encuentran en la provincia de Málaga, casi colindando con Granada. Ambos son lugares con encanto a los que poder ir en familia, sobre todo Nerja, escenario de la mítica serie Verano Azul. Por su parte, Frigiliana está hecha toda en cuesta, por la que cada calle a la que se llega es un lugar nuevo que descubrir.
  • Altea, en la provincia de Alicante. Es ideal para ir hasta allí en barco, llegar al puerto y subir a la parte alta del pueblo, adornada con la cúpula de la parroquia de Nuestra Señora del Consuelo. Pararse a tomar un helado justo en la plaza de la Iglesia y perderse por sus calles con encanto es recuperar el tiempo perdido.
  • En la provincia de Pontevedra se encuentra este pueblo gallego que cuenta con una de las catedrales más importantes de toda la región. Sus calles empedradas, su rica gastronomía y la personalidad de sus habitantes hacen que sea un lugar de parada obligatoria.
  • La Vera, en Extremadura. Cualquier época del año es buena para visitarla, pero quizá la primavera sea la mejor por poder aprovechar las altas temperaturas y bañarse en las gargantas y piscinas naturales.
  • Es uno de los lugares con más encanto de Asturias y que hace gala del lema del Principado, “paraíso natural”. Esta villa marinera ofrece multitud de planes que poder hacer, por tierra y mar, sin poder faltar la rica gastronomía y la tan apreciada sidra y su arte en escanciarla.
Comparte:

Deja un comentario sobre este plan: