El Camino de Santiago desde O Cebreiro

La experiencia de hacer el Camino de Santiago Francés desde Roncesvalles o Saint Jean Pie de Port es lo ideal, pero no todo el mundo tiene tiempo o forma física para hacerlo. Por eso, a lo largo de 800 kilómetros hay “pequeñas rutas” o “caminos en miniatura”. Una de ellas es la que va desde O Cebreiro a Santiago, para muchos de las más bonitas y cuyas etapas os vamos a comentar tomando como fuente viajecaminodesantiago.com, un sitio web especializado en la Ruta Jacobea con información mucho más interesante.

Antes de mostraros las etapas, deciros que estas son relativamente cortas (de alrededor de 20 kilómetros de media), por lo que podéis avanzar más según vuestras posibilidades y reducir los 7 días de ruta a algunos menos.

Cómo llegar a O Cebreiro y datos de interés

O Cebreiro

Su nombre es Santa María do Cebreiro y, como parroquia, pertenece a Piedrahita del Cebrero, el primer concello gallego tras dejar León.

Con 1330 metros de altura, es el punto más alto del Camino de Santiago después de Saint Jean, y la primera población de Lugo en el Camino francés.

Además de andando (por supuesto), se puede llegar a esta aldea en autobús desde Madrid, Bilbao, Barcelona, Ponferrada o Lugo, entre otras ciudades. La empresa que realiza estos viajes es Alsa para viajes desde fuera de la provincia.

En cuanto a esta antigua parroquia, tiene su origen en la Edad de Bronce. Al parecer era un poblado típico galaico y de pastores que vivían en las pallozas de la zona que, aunque reformadas, todavía se mantienen. Después del “descubrimiento” de la tumba del apóstol Santiago, se construyó un hospital para peregrinos en O Cebreiro y la Iglesia de Santa María en el siglo IX. En esta ermita y santuario se conserva una piedra con una inscripción de la Edad de Bronce y hospeda al “Santo Grial” de Galicia.

Además del interés cultural de O Cebreiro, también podréis disfrutar del natural con magníficas vistas de los Ancares Lucenses. En cuanto a albergues, hay uno municipal bastante grande pero que se llena pronto dada la cantidad de peregrinos que paran en la aldea. No obstante, hay unos cuantos hostales, aunque el precio puede rondar los 40 euros por habitación.

De O Cebreiro a Triacastela

Alto de San RoqueOficialmente, es la siguiente etapa y tiene una longitud de unos 21 kilómetros. Deciros que es una de las etapas más duras hasta que llegáis a Alto do Poio, donde el camino a Triacastela es todo cuesta abajo. Si queréis descansar y tomar algo, hay un bar-restaurante (también albergue).

Antes de llegar Poio, pasaréis por otro alto, el de San Roque, donde encontraréis una impresionante estatua de un peregrino luchando contra el viento para avanzar.

Las siguientes poblaciones (Fonfría, Filoval o Ramil) son pequeñas aldeas hasta llegar a Triacastela, ya rodeada de bosques de castaños muy antiguos y comunes en las siguientes jornadas.

En Triacastela también hay alberque público y otras opciones para alojarse. También la oferta gastronómica es buena y el pueblo bastante bonito.

De Triacastela a Sarria (por Monasterio de Samos)

La siguiente etapa es especial porque se pueden elegir dos itinerarios: el más corto (18 km) y común por San Xil, y el más largo (25 km) que pasa por el monasterio benedictino de Samos. Por nuestra parte, os recomendamos el segundo.

Para poder elegir este itinerario, justo a la salida de Triascastela hay unas indicaciones en la carretera para desviarse por un camino u otro. Si os pasáis esta indicación, más adelante, en un cruce, todavía podéis retomar el camino a Samos.

En cuanto a las características de esta ruta, destacar que gran parte de la misma transcurre por el río Sarria u Oribio. Algunas de las poblaciones de interés antes de llegar a Samos son: San Cristovo do Real, Freituxe o San Martiño do Real.

Monasterio Abadía de Samos

Pero lo más interesante del itinerario está en Samos, donde se ubica la abadía o monasterio. Esta está enclavada entre cuatro montes, es de gran tamaño, como veis en la imagen, y cuenta con albergue de peregrinos. Además, si optáis por alojaros en su albergue también disfrutaréis de una cena comunitaria.

Finalmente, desde Samos continuareis unos kilómetros más hasta uniros de nuevo al itinerario de San Xil, cerca de San Mamade do Camino. Desde ahí, os quedarán algo menos de 5 kilómetros para llegar a Sarria.

De Sarria a Portomarín

Iglesia Santa Marina de Sarria

En Galicia, y posiblemente en todo el Camino, Sarria debe ser la población donde más personas inician la ruta. Esto se debe a que está a algo más de 100 km de Santiago, y esa cantidad de kilómetros es la mínima para poder conseguir la Compostela o certificación en latín de haber realizado el Camino de Santiago. Eso sí, no olvidéis desde este punto sellar vuestra credencial al menos dos veces al día.

Con respecto a Sarria, hablamos de una casi ciudad con muy buenos servicios turísticos. También hay que destacar su patrimonio románico como la Iglesia de San Salvador, el Antiguo Hospital de San Antonio y así 20 templos o lugares en estilo románico.

Iglesia San Nicolás PortomarínYa en la ruta, volveréis a disfrutar de grandes bosques de robles y castaños. Algunos ejemplares son verdaderamente antiguos. Por delante 22 kilómetros donde pasaréis por Barbadelo, Ferreiros y otras pequeñas aldeas hasta llegar al puente que cruza el río Miño, el cual se convierte en un embalse que cubre la antigua población de Portomarín.

De nuevo, en esta población, buena gastronomía, albergue público y buen patrimonio como la Iglesia de San Nicolás de Portomarín, en pleno centro.

De Portomarín a Palas de Rei

Castro prerromano CastromayorCuarta jornada un poco más larga de 25 kilómetros pero casi llana y donde atravesaréis bastantes poblaciones. Una de las más interesantes es Gonzar, a un par de horas de Portomarín y donde se encuentra la Iglesia de Santa María.

También desde Gonzar podréis acercaros a un castro prerromano típico de los pueblos galaicos.

Ya en la población de Palas de Rei, aunque pequeña, tendréis a vuestra disposición bastantes opciones para alojaros y también para probar la gastronomía gallega.

De Palas de Rei a Arzúa

Albergue Ribadiso da Baixo

Cada vez queda menos y esta es la ruta más extensa de todas con 28 kilómetros. No obstante, siempre podéis parar en algún albergue intermedio. Nosotros os recomendamos Ribadixo de Baixo, a cuatro kilómetros de Arzúa. Este albergue destaca porque está ubicado en el curso de un río y con muy buenas instalaciones.

Pulpo a feiraEntre medias, hay otros lugares muy interesantes. Lo primero de todo es que en esta etapa pasaréis de la provincia de Lugo a la de A Coruña. Y lo segundo es que podréis probar uno de los mejores pulpos a la gallega en la población de Melide. Hay muchos restaurantes, pero el más famoso es Ezequiel, con grandes mesas y buenos precios.

Ya en Arzúa, si os gusta el queso, no dejéis de probar el de Arzúa-Ulloa, la denominación de origen de la zona y a la altura del manchego en calidad.

De Arzúa a Predouzo

Bosque de eucaliptos GaliciaDe nuevo, etapa muy corta, la penúltima. Aunque la afluencia de peregrinos en toda la ruta desde O Cebreiro es alta, ya notaréis que el número de peregrinos aumenta todavía más.

Esta etapa y la siguiente son para tomárselas con calma. Además, encontraréis muchos albergues con cafeterías para descansar y tomar algo. Como curiosidad, cuando lleguéis a la población de Santa Irene, os encontraréis caminando por un bosque de eucaliptos de gran altura. No son árboles oriundos de la región pero, junto a los helechos, os permitirán disfrutar de un entorno natural especial.

De Predouzo a Santiago de Compostela

Monte Gozo catedral

La última etapa del Camino. La más especial porque sirve para recopilar y pensar en las experiencias pasadas, en las personas que os habréis encontrado día tras día. A algunos os los volveréis a encontrar por la calles de Santiago, a otros no. La alegría y la tristeza del Camino de Santiago.

En cuanto a la ruta, dejaréis un poco la naturaleza atrás, especialmente después de llegar al aeropuerto. No obstante, el entorno se recupera a unos cinco kilómetros antes de llegar a Santiago, donde, además, se encuentra el mítico Monte del Gozo, famoso por su gran monumento construido en tiempos de Juan Pablo II y desde donde ya veréis Santiago y las torres de la catedral.

Sólo os restará una hora para llegar a la ciudad santa. Es importante que lo hagáis antes de las 12 porque a esa hora es cuando se inicia la misa del peregrino donde vuelan el botafumeiro, un auténtico espectáculo.

Y recordad: sellar dos veces en cada etapa para conseguir vuestra merecida Compostela.

Redacción

Portal sobre ocio, turismo y entretenimiento para el fin de semana.