Sarria-Santiago: consejos para hacer el Camino de Santiago en un puente

Camino de Santiago en un puente

¿Por qué el tramo entre Sarria y Santiago de Compostela es el más visitado? La principal razón es que para poder conseguir la deseada “Compostela” -certificación de haber realizado el Camino de Santiago- es necesario recorrer más de 100 km. Y Sarria está a 111. Además, como afirma caminodesantiago10.com/, esta distancia permite a personas de todas las edades con un mínimo de forma realizar la travesía, incluso en cuatro o cinco días. Entre 25 y 30 kilómetros diarios.

Dicho esto, os gustará saber los lugares de mayor interés entre Sarria y Santiago así como algunos consejos para disfrutar de la ruta y, sobre todo, no lesionarse.

Los lugares de mayor interés en la ruta

La primera recomendación que os damos es que lleguéis a Sarria a mediodía y que os quedéis la primera jornada para conocer esta población, la cual tiene grandes atractivos que os comentamos a continuación.

Día 1: Conocer Sarria

Iglesia Santa Marina de Sarria

La población es una de las más dinámicas hasta la propia Santiago y se divide en una zona alta al suroeste (más allá de la Escalinata) y donde está el albergue público, y el casco antiguo, y una zona baja más moderna al norte y al este hasta el río Sarria.

En la zona del río, más allá de la Rúa Benigno Quiroga, se encuentra el Malecón do Rio Sarria, un paseo con varios restaurantes donde probar la buena cocina gallega.

De vuelta a la zona de la Escalinata os encontraréis con la zona del casco antiguo y lugares de interés como la Iglesia Santa Marina de Sarria (imagen de arriba). Es de estilo románico y podréis sellar la credencial. Además, está en la Rúa Mayor, la calle que al día siguiente os permitirá empezar vuestra primera jornada y sacarlos de Sarria.

En la Rúa Mayor, hay varios restaurantes y bares para poder picar algo, además de numerosos alojamientos.

Otros lugares de interés de Sarria son la Iglesia de San Salvador de Vilar de Sarria, al este más allá del río y con 700 años de antigüedad; la Fortaleza de Sarria, cerca de Santa Mariña, y el Ponte da Áspera, de la época medieval pero que podéis visitar al día siguiente ya que está a la salida de Sarria, en el propio camino que deben empezar.

Día 2: Sarria-Portomarín

Ponte Nova PortomarínOs esperan algo más de 22 kilómetros en una jornada no muy dura (el desnivel no supera los 400 metros) y donde disfrutaréis de pequeños bosques de castaño, árbol muy común en la zona.

También os encontraréis con numerosas aldeas pequeñas. En algunas de ellas podréis parar a desayunar, descansar y demás. De todas esas pequeñas aldeas os recomendamos parar en Ferreiros, a mitad de la jornada. Allí encontraréis el restaurante de un albergue y, sobre todo, la Iglesia de Santa María de Ferreiros, un templo románico de más de 800 años.

Tras a otros diez kilómetros de pura naturaleza llegaréis a Portomarín. La entrada a este pueblo de Lugo es una de las más impresionantes de todo el Camino. Se realiza por el Puente Nuevo de Portomarín que permite cruzar el río Miño. Este, a su paso por el pueblo, se convierte en pantano. De hecho, cubre la antigua población de Portomarín.

Ya en el pueblo, os recomendamos visitar la Iglesia de San Nicolao de Portomarín, famosa por su forma de torre y su rosetón. No os faltarán albergues ni restaurantes donde comer o cenar, especialmente alrededor de la iglesia mencionada.

Día 3: Portomarín-Palas de Rei

Castro prerromano CastromayorSi seguís las etapas oficiales, la siguiente os llevará a Palas de Rei, a 25 kilómetros de Portomarín. De nuevo, multitud de aldeas y pequeños pueblos cada pocos kilómetros y etapa llana.

De todas esas localidades, la más interesante es Gonzar, a 8 kilómetros del inicio. En ella encontraréis la Iglesia de Santa María y, camino a Castromaior, otra iglesia del siglo XII, además de un castro prerromano muy interesante a las afueras de esta aldea.

Día 4: Palas de Rei-Arzúa

Hito provincia  A CorunaCada vez más cerca de Santiago. Esta etapa es prácticamente llana pero la más larga con 29 kilómetros. Durante el trayecto, tendréis la oportunidad de visitar una de las cunas del Pulpo a la Gallega. La población es Melide y está justo en la mitad de la etapa, a unos kilómetros del límite entre Lugo y A Coruña.

La pulpería más famosa es Ezequiel, un gran restaurante típico gallego con largas mesas donde se aglutinan cientos de peregrinos. Si el sitio está lleno, no os preocupéis porque en la misma Rúa Cantón San Roque hay otras pulperías más.

Día 5: Arzúa-Pedrouzo

Bosque de eucaliptos GaliciaPenúltima etapa y muy corta: menos de 20 kilómetros y ya cuesta abajo. Hay peregrinos que alargan la ruta y llegan hasta Monte del Gozo (14 kilómetros más) y donde hay un macro-albergue de más de 1500 camas.

En cualquier caso, os daréis cuenta que el flujo de peregrinos cada vez es mayor y, excepto por la mañana, caminar solo es difícil. Destacar que en esta etapa, más o menos en Santa Irene, se atraviesa un bosque de eucaliptos bastante grande y frondoso.

Día 6: Pedrouzo-Santiago de Compostela

Monte Gozo catedral

Llega el final del viaje en una tranquila jornada de 20 kilómetros. Recordar que la misa en la catedral donde vuelan el botafumeiro es a las 12 del mediodía, por lo que tampoco os estiréis mucho en la cama para poder llegar a tiempo.

Como hemos comentado antes, a pocos kilómetros de Santiago se encuentra el Monte del Gozo, lugar que se construyó hace años para la visita de Juan Pablo II. El lugar es especial en muchos sentidos. También a nivel geográfico ya que desde él podréis ver Santiago y la propia catedral.

Consejos para hacer esta parte del Camino de Santiago

Consejos para hacer el Camino de SantiagoInsistimos en que las etapas anteriores son las oficiales y muy cómodas de hacer. Sin embargo, os podéis organizar a vuestro ritmo, hacer jornadas más largas y reducir los días en el Camino.

A parte de esto, y tomando como fuente este blog, os dejamos a continuación una serie de consejos para disfrutar del Camino, sobre todo, evitando las lesiones.

Entrenar unos días antes de empezar el camino

Es muy importante que antes de marcharos a Sarria, pongáis a prueba a vuestro cuerpo. Para sólo cuatro o cinco días, con que entrenéis una semana es suficiente. Lo normal es cargarse con una pequeña mochila con un peso de unos cinco kilos (una bolsa de patatas puede ser ideal) y andar entre diez y veinte kilómetros seis días y descansar bien el último día antes de partir a Galicia.

Durante esas dos, tres o cuatro horas andando, descubriréis las sensaciones de andar tanta distancia y vuestros músculos y articulaciones se acostumbrarán.

Llevar en la mochila sólo lo necesario

Si hacéis el camino en verano, con tres camisetas, tres pantalones cortos, tres mudas y tres calcetines tendríais ropa suficiente para esos cuatro o cinco días. Contar con que los albergues tienen lavadoras y zonas para lavar ropa y ésta se seca rápidamente. Un gorro, el saco y unas chanclas para ducharos sería suficiente para no cargar con más de seis kilos a la espalda.

Sellar dos veces en cada jornada

Muy importante. Si hacéis el camino completo, sólo es necesario sellar al menos una vez cada jornada para conseguir “la Compostela” y poder acceder a los albergues públicos. Pero si sólo hacéis los 111 kilómetros desde Sarria a Santiago, entonces deberéis sellar en cada jornada dos veces. Incluso el primer día en Sarria.

* * *

Terminamos aquí con este plan para disfrutar del Camino de Santiago durante un puente. Muchos antes ya lo han hecho. Seguro que vosotros también podéis.

 DATOS DE UTILIDAD: